La noticia antes que nadie

Familiares de ministros en Argentina comienzan a renunciar a sus cargos

Macri sorprendió al tomar una medida que fue una respuesta a la caída de su popularidad provocada.

Notimex | 30/01/2018 | 11:21

Hermanos, hijos y cónyuges de ministros de Argentina comenzaron a renunciar a sus cargos en el Estado luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara un decreto que prohibirá la contratación de familiares de funcionarios de primer nivel en el gobierno.

La víspera, Macri sorprendió al tomar una medida que fue una respuesta a la caída de su popularidad provocada, en parte, por la sucesión de escándalos de su ministro del Trabajo, Jorge Triaca.

El funcionario protagonizó una polémica durante las últimas semanas al descubrirse que tenía una empleada doméstica contratada de manera irregular, a la que despidió sin indemnización y que, además, había designado en un sindicato intervenido por el gobierno.

Antes, Triaca ya venía siendo criticado porque era el ministro con más familiares trabajando en el Estado, pues su esposa, dos hermanas y un cuñado eran empleados públicos.

De hecho, luego del anuncio de Macri, los primeros familiares en renunciar a sus cargos fueron precisamente las hermanas de Triaca, Mariana y Lorena, quienes trabajaban en el Banco Nación y en la Agencia de Inversiones, y su esposa Cecilia Loccisano, exsubsecretaria del Ministerio de Salud.

Por ahora ya también renunciaron el titular de la estatal Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), Rodrigo de Loreno, yerno del ministro de Defensa, Oscar Aguad, y Matías Santos, el hijo del ministro de Turismo, Gustavo Santos.

En el mismo caso se encuentran Francisco Langieri Bullrich, hijo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien dejó su cargo en la Secretaría de País Digital, y Andrés Peña, hermano del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que renunció como subsecretario del Ministerio de la Producción.

Aunque el decreto que impide de manera retroactiva la contratación de familiares todavía no ha sido firmado, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, explicó que no podrán trabajar en el Estado padres, hijos, nietos, abuelos, hermanos y cónyuges.

En total, se calcula que 40 cargos quedarán vacantes por las obligadas renuncias de los familiares, sistema que Macri espera que se replique en los gobiernos provinciales e incluso en el Poder Legislativo.

 

UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.