La noticia antes que nadie

La vía independiente, la veo más difícil

CONTENIDO NETO.

Leopoldo Pacheco | 24/01/2018 | 00:53

El registro de 50 ciudadanos en San Luis Potosí para participar como candidatos en estas elecciones del 2018 por la vía independiente, lo cual debería significar un respiro en la vida democrática de nuestra entidad, aún lejos de ser una posibilidad real de victoria para cualquiera de estos ciudadanos parece ser aún, una circunstancia de puras apariencias, en donde el piso aún dista mucho de ser parejo para todos.

 

Y es que no es un secreto para nadie que hasta el momento en lo que lleva de haber iniciado el periodo electoral de este 2018, no obstante los periodos de registro interno de los partidos políticos, aquellos ciudadanos, que optaron por participar en estas elecciones a través de la vía independiente están muy desdibujados aún en el panorama político electoral que refiere este momento. Y es que serán ellos tal vez, los mártires o los héroes de un episodio que se inscribe por primera vez en la historia política de nuestro país  de manera oficial.

 

El fenómeno que vivimos al surgimiento de esta figura, que en esencia significa un legítimo sentimiento ciudadano, puede tener varias explicaciones y en lo personal, yo lo atribuyo amigo lector, a una franca falta de liderazgos que padecemos en el país, pues la maquinarias gubernamentales a todo nivel así como los procesos institucionales, por un  lado y con éxito, han podido sesgar el surgimiento de líderes no convenientes para el “statu quo”, de aquellos que en muchos casos han consolidado cacicazgos en todos los niveles del poder público,  en donde los partidos políticos han sufrido tal desgaste ante la ciudadanía, que desde hace mucho tiempo la ciudadanía ya no confía en colores partidistas, y buscan más las figuras que aunque emanen de dichos partidos, puedan reflejar un poco de identidad o simpatías. La pérdida de fe de los ciudadanos en los partidos y de todo lo que salga de ellos, fue un antecedente sin duda para el surgimiento de este tipo de candidaturas sin afiliaciones partidistas, pero, lo que se aprobó para su creación desde un inicio, hizo francamente transitar por esta opción como uno de los retos más grandes para aquellos aún abrigan la posibilidad de convertirse en representantes o gobernantes.

 

Decir que un candidato por ser simplemente un  ciudadano, sin partido o antecedentes de esta naturaleza, sería suficiente para determinar el éxito de una campaña, sería equivalente a lo que equivocadamente se pensó alguna vez de que una candidata sería suficiente para su éxito, por el puro hecho de ser mujer. Hay que entender que durante este periodo electoral se prevé además del reto que significa el hartazgo ciudadano, que en muchos casos ya no sale a votar, que aquellos que si lo hacen lo hacen cada vez más con un voto razonado, y el resto con el voto duro que significan sus fobias o sus filias políticas desde siempre. El que se pueda sortear estas circunstancias donde las maquinarias institucionales de los grandes partidos e incluso los no tan grandes puedan prácticamente avasallar a los candidatos que surgen por la vía independiente podría no ser del todo una casualidad, siempre y cuando exista  una razón maquiavélica detrás de esto,  en el hecho de que se crearon para perder, y cumplir con una condición democrática que al mismo tiempo les de legitimidad a los resultados.

 

El surgimiento de un candidato que se convirtió en gobernador, por la vía independiente, como fue el caso de Jaime Rodríguez “El bronco” en el estado de Nuevo León, podría ser el antecedente más real de la posibilidad que en muchos casos abrigan como esperanza los ciudadanos que se han inscrito a los diferentes puestos de elección popular que estarán disponibles para este año. Pero no debe perderse de vista que efectivamente el famoso “bronco” gano por la vía independiente pero no precisamente emanado de la ciudadanía, tomando en cuenta toda su trayectoria política y partidista.

 

Como esta otras monedas al aire habrán de jugarse en o subsecuente sin duda alguna amigo lector, incluyendo a aquellos políticos que al ser desencantados de sus partidos puedan buscar la revancha ya no cambiándose de instituto, sino volviéndose independientes, lo cual podría ser más congruente. Sin embargo no lo más efectivo.

 

Para el politólogo juan Mario Solís de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en la investigación Candidaturas Independientes en México: una nueva vía para el reciclaje político, revela que los aspirantes a candidaturas independientes, no son más que individuos acomodados que tienen sus primeras necesidades básicas cubiertas.  Al tener subsidio para lo básico y financiamiento, tienen el tiempo necesario para sus actividades políticas.

 

Y será usted como ciudadano el que finalmente podrá decidir si alguno de estos esfuerzos políticos llena sus expectativas para darle una oportunidad en el poder público de nuestro estado.

HASTA LA PROXIMA.

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.