La noticia antes que nadie

Soledad es igual a fumar 15 cigarros al día

Agencias | 21/01/2018 | 01:21
Hace unos días la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anunció la creación de un Ministerio de la Soledad, a raíz de un informe demoledor sobre las cifras de personas que viven solas y no tienen a nadie con quien hablar en semanas. Un problema sanitario y social con muchas derivadas.
 
“La noticia se recibe con asombro y entusiasmo, el modelo británico en lo referente a nuestra a salud mental lleva años en la vanguardia y esta es otra de las muchas iniciativas que así lo demuestran”, afirma el psicólogo Andrés Montero, de Norte Psicólogos.
 
“En el 2008 el sistema Sanitario Británico implementa la figura del psicólogo en atención primaria, podríamos decir que la facilidad para recibir una consulta con el psicólogo es más o menos equiparable a lo que en España recibimos con el “médico de familia”. Esto que un principio podría ser dudoso frente una rentabilidad económica ha ido demostrando a lo largo de estos 10 años un ahorro muy importante en psicofármacos o ingresos hospitalarios, ya que con una intervención temprana evitan un porcentaje importante de patologías más agudas mentales y físicas”, nos cuenta para Deporte y Vida.
 
“Alrededor del 13,7 % de la población del Reino Unido se siente sola o no tiene con quien hablar, estos números son alarmantes, en el pasado ya crearon una línea de teléfono para hablar con esas personas que sufren en silencio, y ahora han dado un paso más creando esta secretaria enfocada sobre todo en los ancianos y en personas con alguna discapacidad”, explica.
 
Las redes sociales no unen a todo el mundo
“Parece una incongruencia que en la era de las redes sociales donde todos estamos conectados con todos, y la comunicación está al alcance de un clic, los datos aumenten de una forma tan exponencial en contra sentido a las facilidades tecnológicas, cada vez nos sentimos más solos y las dificultades para algo tan necesario en nuestro día a día como es el hablar y el ser escuchado son cada vez mayores”, relata.
 
“Esto no solo es debido a un envejecimiento de la población que con la edad va perdiendo a sus seres queridos que han sido sus interlocutores durante toda una vida sino también, y sobre todo, en las grandes urbes a un estilo de vida muchas más individualista que el que teníamos hace 10 años y si a esto le añadimos que cada vez hablamos más con la pantalla de nuestro móvil y menos con la persona que tenemos al lado los datos son cada vez más alarmantes”, afirma rotundo.
 
“Los que más indefensos se encuentras son nuestros mayores y las personas con dificultades, por lo que el problema de la “soledad” estrechamente relacionado con la depresión, la perdida de facultades cognitivas y el aislamiento social y otras enfermedades graves se esté haciendo cada vez más evidente en los países de occidentales”, nos cuenta Montero.
 
“Los datos son reveladores e invitan a la reflexión en un problema que se podría equiparar a los efectos nocivos del tabaquismo o la obesidad, estamos acostumbrados a campañas para dejar de fumar, hacer deporte, tener una vida sana o los riesgos al volante de un coche, pero hasta ahora no nos habíamos planteado que quizá sea necesario concienciarnos de los beneficios del “charle usted conmigo y con la gente que tiene a su alrededor, mañana seremos nosotros quien lo necesitemos”, dice el psicólogo.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.