La noticia antes que nadie

Hacer ejercicio, la mejor fórmula para combatir el envejecimiento

La pérdida muscular, también conocida como sarcopenia, se está vinculando cada vez más como una importante faceta del envejecimiento.

Agencia | 17/01/2018 | 18:52
El debilitamiento y la pérdida de masa muscular que ocurre a medida que pasan los años es uno de los grandes problemas del envejecimiento: además de contribuir a las caídas, la pérdida de masa muscular tiene un gran efecto de arrastre sobre el metabolismo.
 
En tratamientos futuros, de hecho, los fármacos que incrementen el músculo podrían ayudar a aquellos que no pueden mantener la masa muscular a través del simple ejercicio.
 
Sarcopenia
 
La pérdida muscular, también conocida como sarcopenia, se está vinculando cada vez más como una importante faceta del envejecimiento. Los mecanismos que explican el envejecimiento muscular todavía son poco conocidos, aunque una nueva investigación sugiere que implica el daño de los radicales libres.
 
Se sabe que los ratones que han sido genéticamente modificados para producir menos radicales libres en sus mitocondrias viven aproximadamente un 20% más que los ratones normales. Ahora, un equipo dirigido por Andrew Marks, de la Universidad de Columbia en Nueva York, ha investigado cómo afecta esto al envejecimiento de su tejido muscular.
 
Lo que se ha descubierto es que la clave es el calcio, cuya liberación hace que nuestros músculos se contraigan. La molécula responsable de esta liberación, el receptor 1 de rianodina, está dañada por los radicales libres y, a medida que los roedores envejecen, el calcio comienza a filtrarse cuando no debería, debilitando las fibras musculares.
 
Otros fármacos que combaten la sarcopenia de diferentes maneras están siendo desarrollados. Las fibras musculares están en un constante estado de renovación, al mismo tiempo se descomponen y vuelven a crecer, por lo que cualquier compuesto que inclina la balanza hacia el crecimiento podría ayudar a desarrollar la masa muscular. Uno de ellos incluye el compuesto bimagrumab, que funciona bloqueando una vía de señalización dirigida por un inhibidor del crecimiento muscular llamado miostatina. Otros funcionan imitando los efectos de la testosterona de una manera más segura que los medicamentos esteroides existentes.
 
Mientras tanto, ya existe una forma natural de aumentar los músculos: el ejercicio. Según Daniel Mooren de la Universidad de Toronto, Canadá:
 
"La función mitocondrial de los que hacen ejercicio de por vida es como la de alguien que tiene la mitad de su edad. Una de las mejores píldoras antienvejecimiento es mantenerse activo".

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.