La noticia antes que nadie

Tecnología contra la obesidad

Agencia | 10/01/2018 | 15:04
La obesidad no deja de necesitar la atención de todos nosotros, tal vez por eso, los científicos han puesto manos a la obra en la creación de nuevas tecnologías para luchar contra la obesidad.
 
Ya hemos visto muchos productos de alta tecnología abocados a prevenir la enfermedad, sin embargo, cada vez vamos más allá y ahora, se están desarrollando dispositivos inalámbricos para monitorizar, capturar datos y evaluar los hábitos de vida de las personas con exceso de peso
 
Muchos dispositivos aún están en etapa experimental y serán de utilidad para registrar cuántos minutos se hace ejercicio a diario, cuánta comida se consume y hasta si se asiste a un comercio de comida rápida cuando debería estar en un parque.
Estos dispositivos mostrarán datos concretos y objetivos, por lo tanto, serán más confiables que la propia palabra de los individuos afectados con sobrepeso u obesidad, quienes subregistran su consumo alimentario y enmascaran involuntariamente muchas situaciones.
 
 
Nuevos sistemas, mucho más sofisticados que los actuales, pretenden retroalimentar al momento los datos capturados, algunos hasta incluyen cámaras de videos y en lo más elevado de las aspiraciones se encuentra la idea de ofrecer un tratamiento personalizado según los datos que recopilan los nuevos dispositivos en creación.
 
En Los Ángeles, dos adolescentes con sobrepeso ponen a prueba estos dispositivos mientras realizan diferentes tareas con estos ubicados en sus pechos, lo cual permite recopilar datos de su ritmo cardíaco, nivel de estrés y cantidad de actvidad física. Después, dichos datos se envían al teléfono móvil.
 
Por otro lado, en la Universidad de California del Sur, se hacen pruebas con adolescentes que alternan su estado entre activo y sedentario. En un futuro se pretende enviarlos a su casa y cada vez que se exceden del tiempo de inactividad, los dispositivos enviarán un mensaje de texto avisando que es tiempo de moverse.
 
Los acelerómetros, los móviles con Bluetooth y hasta cámaras que captan datos de comidas, son algunas de las nuevas tecnologías que permiten avances para luchar contra la obesidad.
 
En Luisiana, se puso en práctica un sistema que mediante fotos capturadas con un móvil antes y después de haber comido de cada uno de los platos, lo cual permite saber el consumo calórico de cada individuo. Además, llevan en sus zapatos un dispositivo que cuenta los pasos efectuados.
 
En la Universidad de Pittsburg, un ingeniero ha desarrollado un collar que está equipado con una videocámara, la cual tiene como objetivo grabar todo lo que una persona hace y come. Previo a que un investigador analice la información, se aplica un filtro que hace borroso los rostros de otras personas que aparecen en el vídeo.
 
Como podemos ver, se está llegando muy lejos en materia de tecnología para luchar contra la obesidad, aunque el gran problema de todo esto es la falta de privacidad y los problemas éticos que pueden surgir por tener acceso a todo tipo de información de los individuos.
 
Tal vez muchas de estas investigaciones den lugar a nuevas tecnologías de gran utilidad, pero muchas otras, no serán accesibles o quizá, ni siquiera tendrán una buena utilidad por parte de los pacientes, quienes a pesar de su enfermedad, desean preservar su vida privada.
 
Por otro lado, aún considero necesario que las personas sean quienes perciban sus acciones, qué es lo que han comido y cuánta actividad han hecho, pues esto resulta parte del tratamiento para controlar la obesidad. En cambio, si la tecnología hace esto por ellos, quizá nunca sepan cuánto es necesario hacer para mantenerse saludables. Y lo que es peor, pueden volverse dependientes de los nuevos dispositivos tecnológicos.
 
Desde ya, los diagnósticos serán mucho más fiables y efectivos para basar en ellos, un buen tratamiento personalizado de la obesidad.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.