La noticia antes que nadie

Macron firma la reforma fiscal y otras dos promesas electorales

Francia elimina casi por completo el impuesto a las fortunas; en el futuro sólo se gravará la posesión de inmuebles y la fiscalidad de las empresas se reducirá en los próximos años

Agencia | 03/01/2018 | 17:23

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, firmó este sábado tres leyes, entre las que figura la controvertida reforma fiscal, así como otras importantes promesas electorales. 

Se trata de leyes que contribuirán al cambio del país, dijo el jefe de Estado liberal en la ceremonia de la firma, que se retransmitió en televisión en directo desde el Palacio del Elíseo, señaló DPA. 

Los cambios, recientemente aprobados en el Parlamento, contemplan incentivos para las inversiones con el objetivo de que remonte la economía. Los críticos desde la izquierda criticaron las medidas como "un regalo para los ricos". 

Con la ley del presupuesto para 2018, Francia elimina casi por completo el impuesto a las fortunas; en el futuro sólo se gravará la posesión de inmuebles y la fiscalidad de las empresas se reducirá en los próximos años y para futuras ganancias de capital habrá una única tasa, a diferencia de hasta ahora, que dependía del monto de las ganancias conjuntas del contribuyente. A los ciudadanos se les eximirá del pago de una tasa por la vivienda. 

Francia se comprometió además a cumplir con la regla del déficit de la UE en el presupuesto de 2018, que en 2017 ya cumplió por primera vez en años. 

Macron asumió el cargo en mayo pasado y desde entonces impuso un rápido ritmo de reformas. El país sufre desde hace años de una elevada desocupación.

Con el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, a su lado, Macron formalizó por cuarta vez en su mandato la firma de leyes impulsadas por él, en un acto en el Elíseo a semejanza de las rúbricas que el presidente de Estados Unidos hace de la legislación en ese país, agregó Efe.

La supresión de la tasa de vivienda, que constituye una de las principales fuentes de ingresos de los ayuntamientos del país, ha despertado críticas por parte de la oposición tanto de derechas como de izquierda.

Esta rebaja fiscal tendrá un coste para las arcas públicas de 3.000 millones de euros el primer año, 6.600 millones el segundo y de 10.100 millones en 2020.

Se estima que el impuesto supone más de un tercio (35%) de los ingresos totales de los municipios franceses, que ahora deberán ser compensados por los fondos estatales.

Precisamente, la derecha ha criticado que privar a los ayuntamientos de esa recaudación equivale a ponerlos bajo la tutela del Gobierno central, mientras que la izquierda ha señalado que la medida podría "aumentar las desigualdades territoriales".

El jefe de Estado galo también firmó este sábado una ley que pone fin a largo plazo a la explotación de combustibles fósiles. De esta manera busca aportar a la consecución de las metas del acuerdo climático de París. 

 

A futuro ya no se concederán nuevos permisos para la explotación de yacimientos de petróleo, gas o carbón en Francia ni en sus territorios de ultramar. Los actuales permisos de extracción serán prolongados solamente hasta 2040.

También firmó una ley de salud.

UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.