La noticia antes que nadie

Indignación en Caracas por asesinato de mujer embarazada

Con protestas exigen justicia por el asesinato a manos de un funcionario de la Guardia Nacional Boliviariana.

Notimex | 01/01/2018 | 11:16
Un grupo de vecinos de Antímano, Caracas, cerraron el paso de la carretera que comunica a Mamera con El Junquito para exigir justicia por el asesinato de una joven embarazada a manos de un funcionario de la Guardia Nacional Boliviariana (GNB).
 
La mujer de 18 años murió cuando se encontraba haciendo fila para conseguir jamón para la cena de Año Nuevo en medio de la crisis de desabasto que atraviesa Venezuela y al parecer el oficial estaba bajo el influjo del alcohol.
 
En horas del mediodía del 31 de diciembre un grupo de vecinos de Antímano, Caracas, cerró el paso con sillas y cauchos en la carretera que comunica a Mamera con El Junquito para reclamar la presencia del Ministerio Público y exigir justicia por el asesinato de la joven.
 
"La joven embarazada Alexandra Conopoi fue muerta por un efectivo que accionó su arma de reglamento bajo los efectos del alcohol", comentaron los vecinos que se retiraron horas después.
 
Conopoli, que tenía cinco meses de embarazo, se encontraba en las inmediaciones de un módulo policial ubicado en el kilómetro 0 de la carretera nueva Mamera–El Junquito, parroquia Antímano, junto a una concentración de personas cuando recibió el disparo.
 
El efectivo también hirió, con su arma de reglamento, a Luis Alejandro Medina Perozo de 20 años de edad. De acuerdo con el reporte policial, el guardia fue aprehendido, reportó el diario Efecto Cocuyo.
 
"Ella salió sorteada (para comprar el pernil navideño), bajamos, y llegaron los guardias esos rascados, como a las 3:00 de la mañana. Le decían a la gente que ellos mandaban ahí. El guardia se volvió loco a soltar plomo, a dispararle a todo el mundo”, narró Bernabé Monte, esposo de Conopoi.
 
“Veníamos de la casa porque nos dijeron que ya venía el pernil (jamón) y cuando llegamos nos encontramos con todo este problema", denunció Ana Pérez una de las víctimas a Ntn24.
 
"A la prima de mi esposo la empujó uno de los guardias y cayó en una alcantarilla, mi esposo fue a hablar con el funcionario y este le sacó el fusil. Luego empezaron a disparar como locos y todos salimos corriendo y ahí fue que le dieron en la cabeza a la muchacha (…)".
 
"Ellos (los guardias) parecían los dueños de la licorería, le daban cerveza a todo el que llegaba”, precisó.
 
Marina Rivero, otra testigo, también aseguró que los guardias que atacaron al grupo de vecinos habían ingerido bebidas alcohólicas. “Queremos que un fiscal nos de la seguridad de que ellos están presos y no nos vamos a quitar de aquí hasta que eso pase”, manifestó.
 
Los productos de cerdo han escaseado durante la temporada de vacaciones en la crisis de Venezuela, lo que provocó múltiples protestas durante la semana pasada en Caracas y otras ciudades.
 
La caída de los precios del petróleo, los disturbios políticos y la corrupción han diezmado la economía del país bajo el presidente Nicolas Maduro, lo que ha provocado una escasez crónica de alimentos y medicinas.
 
El Fondo Monetario Internacional pronostica que la inflación superará el dos mil 300 por ciento en 2018 en un país que una vez fue uno de los más ricos de América Latina.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.