La noticia antes que nadie

Resultados de nuevo sistema penal son caóticos: Washington Post

El reparto de culpas y la confusión reinan en cada eslabón de la cadena legal, asegura el diario estadounidense.

Agencia | 30/12/2017 | 12:03
El diario estadounidense The Washington Post (WP) advirtió que a un año de la implementación del sistema penal acusatorio en todo el país, los resultados han sido caóticos.
 
En un reportaje, el WP indica que si bien este sistema es la revisión más profunda de la estructura legal de México en más de un siglo, el reparto de culpas y la confusión reinan en cada eslabón de la cadena legal, en un año en que se ha intensificado la violencia.
 
“La policía se queja de horas perdidas en llenar formas laboriosas; los fiscales culpan a los jueces por liberar a los delincuentes; los jueces acusan a la policía mal capacitada de cometer errores en las escenas del crimen. Mientras tanto, los poderosos cárteles de la droga están explotando las debilidades en el nuevo sistema y están forzando a las autoridades de amenazas de muerte y sobornos”, indica el reportaje.
 
El diario señala que mientras los jueces esperan que las policías sean igual de precisas que sus homólogas en Washington o Londres, la realidad que impera en el país es que los agentes policíacos apenas saben leer y viven en lugares que parecen verdaderas zonas de guerra.
 
Policía ineficaz
 
El rotativo entrevistó al juez de Jalisco Juan Antonio Gutiérrez, quien advierte que no es posible que el sistema opere.
 
Indica que desde 2008, el Gobierno de los Estados Unidos ha invertido más de 300 millones de dólares en el nuevo sistema de justicia penal, específicamente para equipar a las cortes y para entrenar a las policías y al personal legal.
 
“Es difícil enfatizar la importancia de la reestructuración. Busca convertir a las policías, notoriamente ineficaces, en investigadores profesionales. Fortalece la independencia de los jueces. Proporciona más derechos a los acusados en un país donde se sabe que las autoridades exigen sobornos, obtienen confesiones bajo tortura y evidencia médica”.
 
Bajo el nuevo sistema de justicia penal, detalla, los jueces tienen mayor margen de acción para liberar a los sospechosos en espera de un juicio, lo que ha derivado en que menos gente esté tras las rejas.
 
Jueces en peligro
 
El nuevo sistema de justicia penal en México, señala, proviene de una vieja estructura legal basada en un sistema inquisitorial, modelado por el sistema de partido único que definió a México durante la mayor parte del siglo 20.
 
En ese contexto, detalla el WP, la policía a menudo era vista como un instrumento de control, no de investigación, y se esperaba que los funcionarios judiciales fueran leales al gobernante PRI, en tanto que los jueces raramente estaban en desacuerdo con los casos escritos reunidos por los fiscales.
 
El WP advierte que los juicios orales también han puesto en mayor riesgo a los jueces, quienes ahora tienen enfrente a los criminales, quienes a menudo se ven amenazados.
 
“La turbulencia ha llegado durante el año más mortífero en la historia moderna de México. Los políticos echan la culpa cada vez más los cambios judiciales para vaciar las cárceles y avivar el crimen. Incluso aquellos que abrazan el nuevo sistema legal se preocupan por los fiascos del primer año”, alerta.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.