La noticia antes que nadie

Trump pasa un tercio del tiempo en sus clubes

De los 340 días que lleva en el poder, 100 los ha pasado fuera de Washington, y 40 en su residencia al sur de Florida

EFE | 29/12/2017 | 12:18

Justo en estos momentos, el presidente Donald Trump pasa sus vacaciones en su residencia de Mar-a-Lago, en Palm Beach, uno de los lugares de esparcimiento preferidos, pues de los 340 días que lleva en el poder, 100 los ha pasado fuera de Washington, y 40 en su residencia al sur de Florida.

La inusual frecuencia de Trump para visitar sus propiedad ha generado suspicacias en la opinión pública, dado los conflictos de interés y lo que puede ser percibido como un uso de un cargo público para dar publicidad a negocios privados.

Después de Florida, su residencia de Bedminster, Nueva Jersey, también es una de sus propiedades más visitadas: pasó más de 30 días este año.

En Washington, Trump decide ir a su campo de golf en Potomac Falls, en Virginia, a una media hora de la Casa Blanca, que gestiona su hijo Eric. Ahí pasó 24 días.

Si de cenar en la ciudad se trata, el Presidente tiene el Trump International en la avenida Pensilvania, a menos de medio kilómetro de la residencia presidencial, el cual se ha convertido en el centro de reunión de empresarios y diplomáticos de Washington.

Sólo en un par de ocasiones, Trump ha visitado la residencia oficial de Campo David, en Maryland, pues la califica de “demasiado rústica”.

En contraste, su predecesor, el demócrata Barack Obama, solía alquilar residencias para sus vacaciones de verano, en la isla Martha’s Vineyard, en Massachusetts, o en su estado natal de Hawai.

De igual forma, el anterior presidente republicano, George W. Bush, solía pasar sus descansos en su rancho de Crawford, en Texas.

“Bush se iba a menudo a Crawford, pero no es un lugar en el que puedas alquilar la habitación de al lado”, criticó Jordan Libowitz, portavoz del grupo en favor de la transparencia Citizens for Responsibility and Ethics.

La Casa Blanca ha rechazado estas cuestiones, y ha remarcado que se trata del tiempo de descanso privado del Presidente.

No obstante, The Wall Street Journal informó recientemente que la organización Trump, de cuya gestión se encargan los hijos del Presidente, ha elevado las tarifas de su hotel en 60 por ciento, mientras que ahora, una membresía en Mar-a-Lago cuesta hasta 200 mil dólares.

CONTRA EL FBI

A través de un tuit dirigidos al programa Fox and Friends,  desde su residencia en Florida, Donald Trump llamó “corrupto” al FBI, pues asegura que ellos utilizaron un expediente pagado por Hilary Clinton para indagar su supuesta conexión con Rusia y dijo que era “falso”. También explicó que el buró no podía verificar las acusaciones de la supuesta coordinación entre su campaña y el gobierno ruso en las elecciones de 2016, que se realizaron en el documento.

UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.