La noticia antes que nadie

Gérard Depardieu cuenta su vida en 'Monster'

En el libro publicado recientemente en Francia no se salva nadie: ni la estrella del cine francés ni el resto del mundo

Agencia | 26/12/2017 | 13:58

Fue asqueroso y arrogante, y como padre cometió errores: en “Monster”, Gérard Depardieu escribe con toda sinceridad todo lo que pesa en su corazón.

En el libro publicado recientemente en Francia no se salva nadie: ni la estrella del cine francés ni el resto del mundo.

Al mismo tiempo, sorprende con intimidades y confesiones, como que ya no bebe nada de alcohol: “Antes bebía como un cosaco. Era una forma de desaparecer y estar solo”.

Este no es su primer libro. En “Amo la Vita” reconocía que el alcohol lo destrozó y que tuvo que ser sometido a un trasplante de hígado.

En “Ça s’est fait comme ça” cuenta su vida, desde su nacimiento no deseado por sus padres y sus años de juventud como pequeño delincuente, hasta que se convirtió en una estrella internacional.

Esta vez se trata de una mezcla entre autobiografía y una colección de consejos de vida.

Su estilo es sencillo y directo, como siempre, pero su lenguaje es menos provocativo y amenazador.

Uno casi tiene la sensación de que se está sincerando consigo mismo y con el mundo.

Por desgracia, algunas de las reflexiones del actor, quien interpretó al elocuente poeta Cyrano de Bergerac y al escritor francés Honoré de Balzac, no superan el nivel de la filosofía de salón.

El libro cuenta con muchos capítulos breves en los que Depardieu salta de un tema a otro.

Comienza con la sociedad de la información, sobre la que dice que ataca nuestra salud mental, y concluye con la muerte, a la que no teme, según explica.

Entre medio critica la política, a los periodistas y a sí mismo, porque él es como es: excesivo y desmedido.

Pero en algunas partes sorprende al lector. En el capítulo que trata sobre el amor y las mujeres no se presenta como una persona impetuosa y obsesionada con el sexo, papeles que interpretó con maestría en películas como “Y tan amigos” o “Welcome to New York”.

Según cuenta, nunca fue un gran fan de las historias de sexo, para él son más importantes las caricias que el acto en sí mismo.

Depardieu tiene cuatro hijos de distintas relaciones. De su primer matrimonio con la actriz Elisabeth Guignot nacieron Julie y Guillaume.

Tenía una relación complicada con su hijo, que murió en 2008 a los 37 años, del que también habla en el libro.

Ser padre es complicado, escribe. Su hijo lo acusó de cosas que él nunca imaginó que lo afectarían tanto.

Guillaume publicó en 2004 el libro “Tout Doner” en el que describe lo mucho que sufrió bajo el poderoso nombre de su padre y durante su ausencia.

El joven, que participó en unas 40 películas y producciones televisivas, era adicto al alcohol y las drogas. Murió por una infección tras un accidente de moto.

Gérard Depardieu está considerado como una persona imprevisible e indomable, unas características que se atribuye en el libro: “Amo demasiado la vida como para intentar controlarla”. ¿Por qué escribió el libro? Para vivir libre, cada día un poco más, según explica en la primera página.

Por desgracia, algunas de las reflexiones del actor, quien interpretó al elocuente poeta Cyrano de Bergerac, no superan el nivel de la filosofía de salón.

En el capítulo que trata sobre el amor y las mujeres no se presenta como una persona impetuosa y obsesionada con el sexo.

UCSLP - ESPECTACULOS

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.