La noticia antes que nadie

El exceso de ejercicio provoca que sus músculos se devoren a sí mismos

Agencias | 25/12/2017 | 23:49
El culto al cuerpo está más de moda que nunca pero obsesionarse con el deporte puede llegar a ser muy peligroso y nada beneficioso para nuestra salud. Un exceso de deporte ha provocado a Amelia Burns una grave enfermedad en la que los músculos comienzan a ‘devorarse’ a sí mismos.
 
Según informa el diario Daily Mail, Amelia regresó a su casa en Sandhurst (Reino Unido) después de una sesión de entrenamiento y comenzó a encontrarse mal. La mujer se percató de que sus músculos habían aumentado de tamaño de forma exagerada y llegó a desmayarse.
 
La inflamación de sus músculos permaneció durante varios días y, según cuenta al citado diario, no era capaz de levantar las manos por encima de la cabeza.
 
Finalmente, Amelia tuvo que ser ingresada y los médicos le diagnosticaron una grave enfermedad conocida como rabdomiolisis, una dolencia que provoca que el tejido muscular se descomponga y fluya por el torrente sanguíneo pudiendo llegar a provocar la muerte.
 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.