La noticia antes que nadie

Hackers rusos espiaron a periodistas

Intentaron acceder a las cuentas de Gmail de al menos 200 periodistas, editores y blogueros

Agencia | 23/12/2017 | 23:13

Hackers rusos persiguieron a periodistas con el mismo entusiasmo que a políticos estadounidenses e intelectuales, según una investigación de Associated Press. Un análisis de datos proporcionados por la firma de ciberseguridad Secureworks demostró que el grupo de espionaje conocido como Fancy Bear intentó acceder a las cuentas de Gmail de al menos 200 periodistas, editores y blogueros desde mediados de 2014 y hasta hace unos pocos meses. Los datos ofrecen un mapa de los medios que suelen atraer la ira del Kremlin. "Estos son periodistas que les molestan", comentó Natalia Gevorkyan, una columnista rusa que revisó los datos. Gevorkyan, autora de un libro sobre el espionaje ruso, indicó que la campaña de ciberataques parecía diseñada para recopilar correos electrónicos privados "que puedan utilizar como herramienta de presión más tarde". La lista se suma a los indicios que llevaron a la comunidad de inteligencia de Estados Unidos a concluir que Fancy Bear actuó en nombre del gobierno ruso cuando interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, una acusación que el Kremlin rechaza. También es una relación de quién es quién en el periodismo ruso e independiente en la cobertura de Washington, Moscú, Ucrania, el Báltico y otros lugares de influencia rusa tras el derrumbe de la Unión Soviética. Los piratas informáticos persiguieron a más periodistas que a ningún otro grupo de objetivo identificado por AP, salvo por personal diplomático y demócratas de Estados Unidos. La lista incluye unos 50 corresponsales extranjeros afincados en Moscú, así como periodistas rusos, desde blogueros en ciudades de provincias a conocidas estrellas de televisión en Moscú como Ksenia Sobchak, que ha anunciado una campaña a la presidencia con pocas probabilidades de éxito. La exdirectora de la oficina del New York Times en Moscú, Ellen Barry, estaba entre los objetivos. Fancy Bear envió correos de phishing (una técnica que simula sitios web en los que confía el usuario para obtener sus contraseñas) a unos 50 colegas de Barry en el diario a finales de 2014, según dos personas familiarizadas con el asunto. Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque la información debía ser confidencial. El periódico confirmó en un breve comunicado que sus empleados habían recibido mensajes malicioso, pero declinó hacer más comentarios.

UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.