La noticia antes que nadie

Ser policía, el miedo en una profesión de orgullo

Es fácil criticar el trabajo de la policía pero ¿quién se atreve a hacerlo?

Jorge Torres | Plano Informativo | 23/12/2017 | 00:19

Ser policía en estos tiempos ya no es lo mismo, hace años cuando salías a la calle a prestar tu servicio a la ciudadanía, lo hacías con más orgullo que ahora; antes la gente te respetaba más, podías ir y ayudar sin miedo, sin temor a ser agredido por la gente, fue la primera reflexión que hizo un elemento de la Policía Estatal con 20 años de servicio.

En el marco del festejo por Día del Policía, celebrado este viernes en el Centro de Convenciones, dijo que ahora, por temor a las represalias prefiere mantener el anonimato al hablar de su trabajo, pero recuerda que cuando él empezó a trabajar de policía, era un orgullo y una vocación, ahora todo ha cambiado y solo se acuerdan de los policías precisamente en este Día del Policía.

Te alineas o te alineas

De un tiempo para acá las cosas cambiaron, la corrupción está en el sistema desde arriba, y si no te alineas te corren, cada vez más uno va con temor a los auxilios", señaló este elemento que asegura que siempre que acuden a un auxilio se siguen los protocolos en materia de derechos humanos, al menos en su caso, sin embargo considera que actualmente la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) protege más al delincuente, del tipo que sea, que al uniformado: "ya uno no sabe si sale para regresar o sale para ya no volver, pero siempre es un orgullo portar el uniforme aunque el gobierno y los altos mandos nos pisoteen".

Aceptó que hay algunos elementos que caen en actos de corrupción, y por ellos todos los policías son tachados de "corruptos, de gorilas, de abusivos, y de violentadores de los derechos humanos", por parte de la ciudadanía que siempre generaliza y criminaliza a todos los policías cuando en realidad solo son unos cuantos quienes comenten esos actos.

Dijo que en lo personal ha escuchado comentarios de personas, cuando suceden homicidios, robos, pleitos y asesinatos; siempre hablan mal de los elementos policiacos, pero ni siquiera saben cómo está el sistema por dentro, "al que le deben de reclamar es al gobernador, a los diputados y a los altos mandos".

Miedo latente en una profesión de orgullo

A pesar de todo esto, aseguró que a él le gusta su trabajo, se siente orgulloso de ser policía, y aunque hay muchas carencias, desde económicas hasta de servicios de salud y prestaciones, aunado a que los sindicalizados trabajan menos y ganan más, mientras otros policías, como él, no tienen prestaciones en estas fechas, que es cuando se trabaja más y la familia se siente orgullosa, pero también molesta en ese aspecto.

"Lógico que tengo miedo, ¿Quién no va a tener miedo?, estamos expuestos a que en cualquier momento nos maten; tengo miedo de ya no ver a la familia, en estos tiempos ya casi nadie quiere ser policía, y menos porque quieren hacerlos trabajar por contrato y se sacrifican muchas cosas, los que salen ahora la gozan porque ya no pasarán lo que uno pasó años atrás, la gente a lo mejor no se da cuenta, pero de tener miedo sí lo hay, pero ¿Quién va a hacer el trabajo que nosotros hacemos?".

Pidió a la ciudadanía comprender el trabajo del policía, pues no cualquiera haría este trabajo. Es fácil criticar pero no es fácil hacer el trabajo que se hace día a día, aunque se celebra el Día del Policía, para los policías es como un día cualquiera, "si a la gente no le gusta nuestro trabajo, los invitamos a que se pongan un uniforme, trabajar más de 12 horas bajo estos climas y con una pistola 9 mm con un cargador, sin chaleco antibalas y sin garantías, enfrentar a la delincuencia organizada, a ver si lo hacen mejor que nosotros".

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP