La noticia antes que nadie

Con 25 años da a luz a un bebé de un embrión que fue congelado en 1992

Tina y Benjamin Gibson son dos jóvenes padres residentes en Tennesse,

Agencias | 21/12/2017 | 00:28
Un joven de 25 años ha dado a luz a un embrión que fue congelado tan solo unos días más tarde de que ella naciera, en 1992. El nacimiento de este bebé se convierte así en un récord, ya que la pequeña Emma ostenta ahora el título del embrión congelado durante más tiempo que ha conseguido nacer vivo.
 
Tina y Benjamin Gibson son dos jóvenes padres residentes en Tennesse, Estados Unidos, que han logrado ser padres de una niña después de que Tina llevara en su vientre un embrión que fue congelado 25 años atrás, según informa la CNN.
 
Caundo Tina y Benjamin acudieron al Centro Nacional de Donación de Embriones para ser padres, el Doctor Jeffrey Keenan les ofreció la posibilidad de que Tina albergara un embrión que fue congelado en noviembre de 1992.
 
Para la joven madre esto no supuso un problema, a pesar de que ella naciera ese mismo año tan solo unos días antes, en octubre del mismo año. "¿Te das cuenta que solo tengo 25 años? Este embrión y yo podríamos haber sido mejores amigos ", asegura Gibson a CNN.
 
El resultado llegó nueve meses después, cuando Tina dio a luz a una niña completamente sana llamada Emma, quien con el simple hecho de nacer ya ha batido un récord mundial. Emma se convirtió entonces en el embrión congelado más antiguo conocido que llegó a nacer con éxito, superando así al anterior poseedor del récord, que ya contaba con 20 años en el momento de su nacimiento.
 
Pero a Tina y Benjamin tienen otras prioridades antes que batir records mundiales. "Solo quería un bebé. No me importa si es un récord mundial o no ", asegura Tina. "Emma es un dulce milagro", afirma su padre Benjamin Gibson. "Creo que se ve bastante perfecta para haberse congelado hace tantos años", agrega.
UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.