La noticia antes que nadie

EU enfurece con ONU por resolución sobre Jerusalén

Agencia | 18/12/2017 | 14:49
La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, consideró hoy un "insulto" el voto en la ONU de una resolución contraria al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y aseguró que Washington no lo olvidará.
 
"Lo que hemos visto hoy en el Consejo de Seguridad es un insulto. No será olvidado", dijo Haley después de vetar el texto, que pedía a su país dar marcha atrás a la decisión sobre Jerusalén.
 
La embajadora defendió la medida de su presidente, Donald Trump.
 
"Ningún país va a decir a Estados Unidos dónde podemos poner nuestra embajada”, declaró Haley.
 
La resolución, impulsada por Egipto, recibió el apoyo de catorce de los quince países del Consejo de Seguridad, con el único voto en contra de Estados Unidos.
 
Según Haley, de manera implícita el texto responsabilizaba a Estados Unidos de perjudicar las perspectivas de paz en Oriente Medio, algo que consideró un "acusación indignante".
 
"Un proceso de paz dañado por el simple reconocimiento de que Jerusalén es la capital de Israel no es un proceso de paz, es una justificación para un bloqueo interminable", defendió.
 
Desde hace décadas, la ONU y el grueso de la comunidad internacional consideran que el estatus final de Jerusalén debe ser acordado en un proceso de paz entre israelíes y palestinos, suspendido desde hace años.
 
El veto de hoy es el primero que ejerce Estados Unidos en el Consejo de Seguridad bajo la Administración de Trump, pues el último uso de este mecanismo por parte de Washington se remonta a 2011.
 
Haley recalcó que es algo su país no hace a la ligera ni con alegría, pero aseguró que el veto de hoy no le generó ninguna duda.
 
"El hecho de que este veto se haga en defensa de la soberanía de Estados Unidos y en defensa del papel de Estados Unidos en el proceso de paz de Oriente Medio no es motivo de vergüenza para nosotros, debería serlo para el resto del Consejo de Seguridad", insistió.
 
La resolución vetada por Estados Unidos reiteraba la doctrina de la ONU sobre Jerusalén y lamentaba las "recientes decisiones" sobre el estatus de la ciudad, en referencia a la medida de Trump.
 
Además, pedía rescindir toda decisión contraria a lo fijado por Naciones Unidas con respecto a Jerusalén y, específicamente, llamaba a los Estados a evitar establecer misiones diplomáticas en la ciudad.
 
PALESTINOS E ISRAELÍES REACCIONAN
 
La presidencia palestina condenó el veto impuesto por Estados Unidos.
 
"Se opone al consenso internacional, contraviene las resoluciones de la comunidad internacional y del Consejo de Seguridad y representa un sesgo total hacia la ocupación y la agresión", declaró el portavoz presidencial palestino, Nabil Abu Rudeina, en un comunicado difundido por la agencia oficial palestina Wafa.
 
El portavoz advirtió que la decisión de Washington llevaría a un mayor aislamiento del país.
 
"Continuaremos con nuestras medidas en la ONU y en todas las instituciones internacionales para defender los derechos de nuestro pueblo", dijo Abu Rudeina.
 
Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, celebró la decisión de Washington.
 
"Gracias, embajadora (Nikki) Haley. En Hanuká (festividad israelí)" has "iluminado la vela de la verdad. Has disipado la oscuridad. Uno ha derrotado a muchos. La verdad derrotó a las mentiras. Gracias, presidente (Donald) Trump", dijo el mandatario israelí en su cuenta de Twitter.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.