La noticia antes que nadie

Compras de pánico generan depresión

Agencias | 15/12/2017 | 02:01
Navidad es una época llena de sentimientos encontrados: por un lado está la felicidad de visitar la familia y de convivir con amigos, pero por el otro, está el de sentir nostalgia por lo (malo, en su mayoría) que el año nos dejó. Si bien es una emoción de melancolía que muchas personas sentimos en esta fecha, para muchas otras puede resultar devastadora por el hecho de sentirse solas aun estando rodeadas de sus seres queridos: la soledad emocional hace que la dopamina, una sustancia natural del cuerpo se dispare a su máximo tope haciéndote sentir bien contigo mismo, pero sólo por un momento.
 
Es común ver a gente en centros comerciales comprar regalos de último minuto: si bien las compras de pánico son para aquellos que dejan todo para el final o quienes no tuvieron tiempo de hacerlo antes, muchas de esas personas no buscan el regalo perfecto para alguien más, lo buscan para sí mismos porque la depresión de la temporada los orilla a gratificarse, ¿Por qué? Porque nadie más lo hace.
 
Como un neurotransmisor, la dopamina afecta directamente a nuestras emociones interviniendo en los receptores del placer del cerebro, como ejemplo está el de comprar un artículo que nos provoque una gran sensación de poder y felicidad al adquirirlo: cuando pagas por él, sientes un inmenso placer por saber que algo es enteramente tuyo, pero esa euforia de felicidad se desvanece con el paso del tiempo dando paso a la culpa y un bajón emocional que puede llevarte a la depresión. Lo peor de esto es que este proceso se convierte en un círculo vicioso del que poca gente entiende cómo salir: Si ya saben los efectos y las consecuencias de caer en él, ¿por qué lo siguen haciendo?
 
Tenerlo todo y no tener a nadie
¿En verdad necesitas lo que estás comprando o sólo lo haces por compensar tu soledad? El sentirse sólo no es únicamente en el contexto de no tener pareja, estar soltero o que tengas a tu familia lejos: implica también una necesidad emocional de apoyo y recompensa emocional a tus proyectos. Muchas veces la autocompensación se debe a que sientes que no tienes el crédito reconocimiento que te mereces por tus logros, combatiendo esa ausencia y ese vacío a través de compras compulsivas que representan un verdadero problema esta temporada.
 
¿Cómo tratar este problema? Bueno, antes que nada hay que aceptar que se trata de una actitud emocional, por lo que nunca está de más buscar ayuda de un psicólogo o terapeuta que pueda ayudarte a visualizar cómo está constituido tu círculo social y familiar para poder hacerle frente a las carencias que hacen que tu situación personal y financiera se tambaleen.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.