La noticia antes que nadie

¿Qué es el síndrome de Frégoli?

Pueden tener más dificultades para recordar información visual, controlar y supervisar su propia conducta, diferenciarse a ellas mismas de las demás, o pensar en varios conceptos a la vez.

Agencia | 13/12/2017 | 17:04
El delirio de falsa identificación es una condición que resulta especialmente llamativa, ya que implica el reconocimiento erróneo de otras personas, en ocasiones incluso de uno mismo.
 
El síndrome de Frégoli es un extraño trastorno en el cual el sujeto tiene la creencia de que diferentes personas son una sola que cambia de apariencia o que está disfrazada. El síndrome puede estar relacionado con una lesión cerebral y a menudo es un delirio paranoico en el que el individuo delirante se cree perseguido por dicha persona.
 
Una persona con el síndrome de Frégoli puede también recordar erróneamente lugares, objetos y eventos. Este trastorno puede ser explicado por los “nodos asociativos”. Los “nodos asociativos” sirven como un vínculo biológico de información sobre otras personas con un rostro familiar (para el paciente).
 
El síndrome se clasifica tanto como una ilusión monotemática y como un síndrome de identificación errónea delirante (DMS), una clase de creencias delirantes que implica identificar mal personas, lugares u objetos. Al igual que la ilusión de Capgras, los psiquiatras creen que está relacionado con un colapso en la percepción normal de la cara.
 
El nombre de síndrome de Frégoli deriva del actor Leopoldo Frégoli que tenía una notable habilidad para cambiar su apariencia facial.
 
Fue descrito por primera vez en el año 1927 en el artículo Syndrome d’illusion de Frégoli et schizophrénie. En el artículo los autores describen el caso de una mujer londinense de 27 años que creía que estaba siendo perseguida por dos actores que a menudo veía en el teatro. Pensaba que la perseguían tomando la forma de personas que ella conocía.
 
Síntomas 
 
Las personas con síndrome de Frégoli suelen presentar una serie de alteraciones que predisponen a la aparición de los síntomas; en particular se han detectado déficits en memoria visual, automonitorización, funciones ejecutivas, flexibilidad cognitiva y autoconciencia.
 
Esto significa que pueden tener más dificultades para recordar información visual, para controlar y supervisar su propia conducta, para diferenciarse a ellas mismas de las demás, o para pensar en varios conceptos a la vez.
 
El síndrome de Frégoli también es más probable en personas con historial de convulsiones, especialmente si se han dado durante crisis epilépticas.
 
Los síntomas fundamentales de este trastorno a menudo coexisten con alucinaciones y con otros delirios. Los delirios son creencias que se sostienen de forma inamovible a pesar de que existen pruebas que las desmienten de forma concluyente, mientras que las alucinaciones consisten en la percepción de estímulos externos que no existen.
 
Causas
 
La psicosis es una de las causas más frecuentes del síndrome de Frégoli. Los delirios son uno de los síntomas cardinales de la esquizofrenia y otros trastornos similares. En este caso hablamos en la mayor parte de casos de un delirio persecutorio.
 
En enfermedades que afectan al cerebro, particularmente las demencias, es habitual que se presenten delirios psicóticos como el de Frégoli a medida que la afectación cerebral progresa.
 
Otra causa común son los tratamientos con levodopa, un fármaco catecolaminérgico que se utiliza principalmente para tratar la enfermedad de Parkinson. Cuanto más prolongado sea el tratamiento y mayor la dosis, más probable es que se desarrollen alucinaciones y sobre todo delirios.
 
Los traumatismos cerebrales pueden provocar la aparición del síndrome de Frégoli; en concreto se han documentado casos en personas con lesiones en el lóbulo frontal, en la región temporoparietal y en el giro fusiforme, que está implicado en el reconocimiento visual y contiene un área específica para las caras, la corteza fusiforme ventral.
 
Las alteraciones en la atención selectiva, la memoria de trabajo o la flexibilidad cognitiva que caracterizan a muchos pacientes de Frégoli son consecuencias habituales de lesiones cerebrales y predisponen a la aparición de éste y otros delirios.
 
Tratamientos posibles
 
En los tratamientos para el trastorno de Frégoli se suele utilizar medicación antipsicótica y antidepresiva. Durante un tiempo se utilizaron los antidepresivos tricíclicos, aunque tras observar sus numerosos efectos secundarios negativos, prácticamente se han dejado de lado. Además de estos, también puede prescribirse medicación anticonvulsiva.
 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.