La noticia antes que nadie

Salud sin fronteras los primeros pasos de la telemedicina en Rusia

En el mundo existen actualmente más de 250 proyectos de telemedicina.

Notimex | 08/12/2017 | 14:55

Por lo general, la formación médica es difícil de imaginar sin tener acceso a la experiencia y el conocimiento de los mejores especialistas en diagnóstico y cirugía.

En principio, parece que ningún libro de texto, vídeo 3D o simulador son capaces de sustituir los análisis de casos clínicos de la mano de experimentados especialistas o el intercambio directo de experiencias con otros colegas. No obstante, hoy en día los jóvenes médicos pueden aprender de los métodos más modernos de diagnóstico y tratamiento gracias a la telemedicina.

En el mundo existen actualmente más de 250 proyectos de telemedicina —desde los propiamente clínicos hasta los de análisis y de formación—. Los principales destinatarios de la telemedicina son los habitantes de zonas rurales y de difícil acceso, a los que este servicio les permite recibir a tiempo asistencia médica.

Entre las tendencias clave del desarrollo de esta tecnología en el mundo figura la creación de una red global de telecomunicaciones médicas en el marco de un proyecto de la OMS, así como la promoción de sistemas internacionales de intercambio de conocimientos médicos (como Satellife).

En Europa, las principales ramas de la telemedicina van de las urgencias médicas (proyecto HECTOR) a la terapia a distancia (HOMER-D). Los científicos crean algoritmos y estándares para el intercambio de información, tanto a nivel de datos entrantes (señales o imágenes), como del anámnesis.

En Rusia la ley de telemedicina entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018. La norma permitirá a los médicos emitir recetas electrónicas y a los pacientes recibir asistencia a distancia, a través de consultas telemédicas y con un seguimiento regular.

Tras una consulta telemédica, al paciente se le asigna un especialista personal y un calendario de visitas presenciales, además de adjudicarle un número de identificación dentro del Sistema Estatal Único de Información en materia de Sanidad (EGISZ, por sus siglas en ruso).

Con base en los datos obtenidos, el médico podrá realizar un seguimiento del estado de salud del paciente.

La experiencia singular y la metodología de la enseñanza en el ámbito de la telemedicina vienen recogidas en una serie de estudios llevados a cabo por universidades miembros del Proyecto 5-100. Se trata de un programa de apoyo a las mejores universidades rusas puesto en marcha por el Ministerio de Educación y Ciencia de Rusia, en virtud de un decreto del presidente Vladímir Putin.

Uno de los objetivos del proyecto es aumentar el prestigio de la educación rusa con la consolidación de las posiciones de cinco o más participantes del proyecto entre las 100 mejores universidades, según tres clasificaciones globales de prestigio (Quacquarelli Symonds, Times Higher Education y Academic Ranking of World Universities).

Para lograr esta meta las universidades desarrollan, con el correspondiente apoyo del Estado, ramas avanzadas de la ciencia a las que pertenece la telemedicina.

La Universidad Nacional de Investigaciones para las Tecnologías de la Información, Mecánica y Óptica de San Petersburgo (IFMO, miembro del Proyecto 5-100), en colaboración con el Centro Nacional de Investigación Médica Almázov, imparte un programa de magisterio de Biomedicina Computacional y desarrolla el área de medicina translacional.

 Se trata de una rama interdisciplinaria dirigida a incorporar en la práctica médica estandarizada las herramientas útiles de las que disponen la física moderna, la tecnología de la información y la ingeniería mecánica.

Como parte de sus estudios dentro de esta rama, la Universidad IFMO ha desarrollado un sistema para optimizar los desplazamientos de las ambulancias.

Además, la IFMO ha puesto en marcha un sistema experimental de soporte a las decisiones, que tiene por objetivo mejorar la calidad de la asistencia ambulatoria al paciente.

El proyecto consiste en una especie de ayudante “virtual” para el médico que permite comprobar los datos del paciente. El resultado lógico de los esfuerzos para desarrollar la telemedicina es, para los especialistas de la IFMO, la creación del Centro Federal de Consultas Telemédicas.

Los expertos destacan que la sinergia entre el sector de la formación y la comunidad empresarial, en el caso de la telemedicina, mejora significativamente la calidad de vida de las comunidades locales, algo que en Rusia se puede observar con el ejemplo de la cooperación entre la Universidad Nacional de Investigaciones Nucleares (MEPhI, miembro del Proyecto 5-100) y la corporación Rosatom.

En la cátedra de Sistemas Médicos Computarizados de la Universidad MEPhI se ha desarrollado el sistema telemédico ATLANT, que incluye un microscopio, una telecámara, una interfaz y un ordenador.

El sistema permite realizar tanto el control remoto del escaneo en la microscopía como el análisis interactivo de la imagen examinada y las imágenes microscópicas de archivo. El ATLANT brinda, además, grandes posibilidades para el uso de sistemas de soporte a las decisiones médicas que ofrecen una selección representativa de imágenes y descripciones de distintos tipos de enfermedades.

Para este sistema se ha implantado la comunicación por audio y videoconferencias con protección ante virus y accesos no autorizados.

"El ATLANT no es solo una tecnología. Dada la inteligencia artificial utilizada en nuestro sistema, es sobre todo una forma de pensar que tiene grandes posibilidades de extrapolación. Por ejemplo, para los sistemas de soporte a las decisiones de especialistas, para minimizar el riesgo de lesiones en el deporte”.

Quizás, comenta Valentín Nikitáev, “el ATLANT hoy por hoy sea uno de los proyectos clave para la universidad MEPhI en este campo. La tecnología en la que se basa el sistema es aplicable a los rayos X, la tomografía por resonancia magnética, la tomografía por emisión de positrones y la creación de sistemas inteligentes de identificación de imágenes”.

“Ahora estamos trabajando activamente en el problema del tratamiento del melanoma. Hemos logrado ya formar una red de siete servicios médicos de centrales nucleares en Europa conectados a un centro de oncología”, dice.

Nikitáev, jefe de la cátedra de Sistemas Médicos Computarizados de la universidad MEPhI, explica que se han llevado a cabo dos mil consultas que han permitido aumentar en un 16 por ciento la detección oncológica en esas centrales nucleares. Además, junto con la Universidad Estatal de Tomsk tenemos previsto desarrollar también la rama de la medicina translacional",

La evolución de la telemedicina está ligada estrechamente a la dinámica de la exportación de servicios educativos.

"A día de hoy la comunidad profesional ya tiene claro el asunto de la telemedicina. Desde principios de año se debate activamente tanto el aspecto legal como el práctico. La telemedicina es un término que engloba muchos componentes. Pero en general la vemos como una herramienta auxiliar que permitirá a la medicina de hoy ser aún más eficaz”.

“En ningún caso sustituye nada, sino que es un complemento. Cualquier solución nueva debe ser aprobada clínicamente y demostrar su seguridad", explica Andréi Vetluzhski, director del Centro de Tecnologías y Sistemas Informáticos Médicos de la Universidad de Medicina Séchenov de Moscú (miembro del Proyecto 5-100).
 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.