La noticia antes que nadie

El libro que inspiró al asesino de John Lennon

Antes de matar a Lennon, David Chapman compró un ejemplar de la novela en una de cuyas páginas escribió "Esta es mi declaración"

Plano Informativo | 08/12/2017 | 10:40
El guardián entre el centeno (The catcher in the rye) de J. D. Salinger es una de las grandes obras literarias del siglo XX; se trata de una afilada crítica hacia el mundo y la moral de los años 50, que hasta 2010, el año de la muerte de su autor, había vendido 60 millones de  ejemplares, y actualmente vende más de 200 mil cada año, pero también es famosa por haber sido la novela que presuntamente inspiró al asesino de John Lennon, Mark David Chapman, quien el 8 de diciembre de 1980 mató al ex Beatle a disparos.
 
Las crónicas sobre el homicidio relatan que, según la confesión del propio Chapman, desde la mañana de aquel 8 de diciembre, estuvo acechando a Lennon hasta las 22:49 horas de la noche, la hora en que accionó cinco veces su revolver .38 especial para acabar con la vida del artista.
 
Antes de iniciar el acecho, Chapman había comprado un ejemplar de The catcher in the rye, en una de cuyas páginas escribió "Esta es mi declaración", para luego firmar como "Holden Caufield", nombre del protagonista de la novela.
 
Luego de cometer el asesinato, Chapman no huyó del lugar, el edificio Dakota, sino que sacó el libro y leyó hasta que llegó la policía. Lennon fue trasladado al  St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, donde murió a las 23:15 horas.
 
Chapman rindió su declaración tres horas después de los hechos y dijo: "Estoy seguro que la mayor parte de mí es Holden Caufield. El resto de mí debe ser el Diablo."
 
Tras ser condenado por el crimen a cadena perpetua, Chapman no mostró arrepentimiento, sino hasta 30 años después, en 2010.
 
"Siento que ahora, a los 55, tengo una mayor comprensión de lo que es una vida humana, he cambiado mucho. Estoy avergonzado. Ese es mi primer pensamiento. Lamento lo que hice", dijo al tribunal, pero sigue en prisión, pues no se le ha otorgado el beneficio de la libertad condicional.
 
Tras el crimen de Chapman, la obra de Salinger, fue nuevamente usada para intentar justificar actos homicidas, como es el caso de John Hinckley Jr. quien intentó asesinar al Ronald Reagan en 1981, y declaró estar obsesionado con el libro.
 
Ocho años más tarde, en 1989, Robert John Bardó, quien asesinó a la joven actriz Rebeca Schaeffer, llevaba consigo una copia de El guardián..., de modo que la novela, una vez más se vio vinculada a un hecho violento.
 
Mark David Chapman, dijo que El guardian entre el centeno, había sido su inspiración  para cometer el crimen, sin embargo nadie ha aclarado cual podría ser la relación entre el nihilismo del personaje Holden Caufield, o de la obra en sí, y el crimen cometido por Chapman, ni siquiera el propio Chapman pudo o quiso "ampliar" su declaración en este sentido, a fin de comprender mejor sus motivos.
 
Cuando por fin se arrepintió de su crimen, no hizo ninguna alusión a la novela, y solo dijo que asesinó a Lennon porque anhelaba notoriedad, y quería volverse famoso: “Estaba confundido”, dijo. “Necesitaba mucha atención en ese momento, y me descargué con él”.
 
Jerome David Salinger
 
Tras el éxito de The catcher in the rye, en 1951, (en ese entonces, Lennon  tenía apenas 11 años, y Chapman ni siquiera había nacido), J. D. Salinger se convirtió en un "recluso literario", pues desde entonces abandonó Nueva York, para refugiarse en una casa de campo donde permaneció hasta su fallecimiento en enero de 2010.
 
Hasta el año de la muerte de Salinger, The catcher in the rye había vendido más de 60 millones de ejemplares, y cada año vende 250 mil en promedio.
 
Además de El guardián entre el centeno, Salinger publicó Nueve cuentos (1953) que contiene el famoso cuento Un día perfecto para el pez plátano; Franny y Zooey (1961), Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción (1963).
 
Nunca dio entrevistas, huía de los reflectores. Sólo concedió una entrevista, en 1974 a The New York Times, por vía telefónica.
 

"Hay una paz maravillosa en no publicar. Es pacífico. Tranquilo. Publicar es una terrible invasión de mi vida privada. Me gusta escribir. Amo escribrir. Pero escribo sólo para mí mismo y para mi propio placer", declaró.

¿El guardián entre el centeno o El cazador oculto?
 
La primera traducción al español de The catcher in the rye, realizada en 1961 por Compañía General Fabril Editora en la colección Anaquel de Buenos Aires, fue titulada El cazador oculto. Posteriormente una traducción española de 1978 tituló la obra como El guardián entre el centeno. El escritor Rodolfo Rabanal explicó en 2001:
 
"El guardián entre el centeno es estrictamente literal porque responde a las cinco palabras del título en inglés, pero esa literalidad no beneficia el sentido, más bien lo oscurece. El guardián es el jugador que en el béisbol corre para atrapar la pelota; si ese jugador se encuentra, de manera figurada, en un campo casi idéntico a un trigal, estará evidentemente oculto y fuera del alcance del bateador. En suma, «cazaría» la pelota desde una guarida y se comportaría como un cazador oculto. Ésa es la idea que inspiró el título de Salinger, sólo que en inglés, y en los Estados Unidos, bastaba con la literalidad para establecer la metáfora. Pero en la versión en español era preciso imaginar el propósito de Salinger y dar exactamente la idea que el autor buscaba. Luego se impuso esta nueva versión y el guardián en el centeno ya no suena a nada."
 
El guardián entre el centeno  es una, muy notable, entre las llamadas novelas "de iniciación" o de "aprendizaje", por tocar temas relacionados con la adolescencia y la primera juventud. Hay quienes consideran a Holden Caufield simplemente como "un adolescente inadaptado", otros aprecian su mirada original y el ácido juicio que hace de todo lo que le rodea.
 
Según el escritor español Miguel Casariego "Caulfield critica a los adultos, falsos, hipócritas o sencillamente imbéciles, mientras que aprecia a los niños, espontáneos, inocentes, generosos. Y por eso, lo que de verdad le gustaría es estar al borde del precipicio, al final del campo de centeno, para vigilar que los niños no caigan por él. Evitar que se hagan mayores. Pero eso es imposible, y de ahí la crisis de Holden".
 
La novela cuenta la historia de Holden Caulfield, un joven neoyorquino de 16 años que acaba de ser expulsado de Pencey Prep, su escuela preparatoria. Todo comienza un sábado, poco antes de Navidad. A Holden se le ha informado que no podrá volver a su colegio después de las vacaciones. Tras una pelea con su compañero de habitación, decide no esperar hasta el miércoles para volver a Nueva York (donde vive con sus padres), marchándose esa misma noche. Ahí comienza la breve odisea que meses más tarde Holden relata desde la institución psiquiátrica donde está recuperándose.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.