La noticia antes que nadie

El agua y el aceite en tiempos electorales

Contenido Neto

Leopoldo Pacheco | 06/12/2017 | 01:01
Y ES QUE DICEN POR AHÍ QUE EL fin justifica los medios, inclusive si se vuelven poco ortodoxos, y más que propuestas arrojan los apetitos por el poder, aunque como le comento, se puedan considerar incongruencias, y que luzca una vez más la mezquindad de los seres humanos, por alcanzar lo que queremos o creemos que merecemos.
 
ESTAMOS HABLANDO PRECISAMENTE de los frentes políticos que se están conformando, y sin duda alguna uno de los que más llaman la atención es lo que está ocurriendo en estos momentos, cuando se unen el PRD y el PAN. Aunque esto suene verdaderamente inaudito, por las descalificaciones y ataques a ultranza entre ambos institutos políticos, que los preceden. Sin embargo hoy ya es una realidad pues observamos en la prensa nacional a los dirigentes de estos partidos políticos sacándose la foto, y planteando que sin una alianza estratégica simplemente no van a alcanzar sus objetivos políticos, que es en primer lugar y realmente como única justificación, derrotar al PRI en el 2018.
 
PERO SIN DUDA TAMBIÉN ES importante responder a los propios militantes y simpatizantes de ambos partidos, si verdaderamente están de acuerdo en la conformación de una alianza electoral, que en términos de consecuencias, cualquiera que fuese el resultado, simplemente no se les ha hablado, e incluso me atrevo a pensar que tampoco se les tomo en cuenta.
 
EL 4 DE SEPTIEMBRE DE 2017 SE dio a conocer la creación de una coalición rumbo a las elecciones de 2018 bajo el nombre Frente Ciudadano por México, está integrada por los partidos Acción Nacional, De la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano. La alianza electoral presentará un candidato común en las elecciones con el objetivo de derrotar a los abanderados del PRI y Morena, según los promotores del acuerdo "no es una alianza tradicional de partidos sino un frente amplio, algo mucho más robusto, con académicos, intelectuales, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos”, incluso algunos dirigentes como Dante Delgado, coordinador nacional del MC, han dicho que el acuerdo irá más allá del proceso electoral. El 5 de septiembre el Frente fue registrado oficialmente ante el Instituto Nacional Electoral. Los partidos integrantes no han confirmado si la coalición únicamente concurrirá a las elecciones presidenciales o si presentarán listas conjuntas en las votaciones para diputados, senadores y en las elecciones locales. Algunos integrantes de los tres partidos ya han mostrado su rechazo a la medida y anunciaron que no repetirán esas alianzas en las elecciones locales, aunque en los hechos el Frente está diseñado desde el inicio para considerar una alianza de alcance nacional y considera en su diseño, la posibilidad de permitir candidaturas separadas en distritos específicos, o en el ámbito estatal.
 
PERO SI LA MEMORIA NO NOS falla, debemos recordar que esto puede ser, en la historia reciente de nuestro país, un fenómeno político que ya vivimos y honestamente no dejó el mejor de los resultados. En San Luis Potosí, cuando se dio la coalición de todos los partidos de oposición en torno de la candidatura del doctor Salvador Nava Martínez, pudimos ver cómo un ciudadano común y corriente se habría de convertir en el abanderado del hartazgo de los ciudadanos, que no habían conocido en el poder otro partido político que no fuera el PRI. El problema a todo esto es que hoy en día quieren repetir la fórmula sin encontrar los mismos caminos, ni tampoco las misma suma de voluntades que en otros tiempos, la desconfianza que se cierne sobre los partidos y sus líderes siempre, se ha hecho una materia reciente que al final del día no ha fructificado en fenómenos, como el que estoy mencionando.
 
EL CIUDADANO DEBE SER tomado en cuenta primero a fin de que los dirigentes de los partidos políticos tomen las mejores decisiones, y como dicen en mi pueblo, “tienen que tantearle el agua a los camotes”, pues cuando sin una verdadera propuesta la ciudadanía se volcó a las urnas a votar, con el único objetivo de sacar al PRI de Los Pinos, llevamos a la silla presidencial a un pintoresco presidente Fox, dicharachero y espontaneo. Un hombre que generó muchas expectativas del famoso “cambio” y que al final casi no respondió a ninguna. Entonces si a la ciudadanía le quieren aplicar la misma fórmula de aquellos días, se pueden topar con pared que para muchos mexicanos no basta tan solo con sacar de la Presidencia de la República al PRI, sino que más allá, quien llegue sea alguien que verdaderamente pueda dar resultados en base a consolidar el camino hacia el desarrollo y no un pleito ranchero de tiempos electorales.
 
ESTO ES TAN SOLO HABLAR DE UN escenario nacional, pero definitivamente hablando de cada uno de los estados de la república mexicana, en el que está incluido San Luis Potosí, las cosas pueden ser muy diferentes. Cuando menos el PRD a nivel local insiste en que no necesitan “vejigas para nadar”, pues hoy por hoy sienten que van en caballo de hacienda a sus objetivos políticos.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.