La noticia antes que nadie

Conoce las 6 etapas del trabajo de parto

Cada embarazo es diferente, por eso la duración del trabajo de parto puede variar mucho.

Agencia | 01/12/2017 | 13:03

Durante el trabajo de parto surgen una serie de sensaciones físicas y emocionales que quienes ya pasaron por ese momento logran reconocer fácilmente. Sin embargo, aunque cada cuerpo es diferente y puede reaccionar de manear distinta, existen algunas características que son recurrentes en ese momento.

El parto comienza mucho antes del nacimiento, cuando el cuerpo empieza a prepararse para la fase de «expulsión», y puede dividirse en 6 etapas: pródromos, fase latente, fase activa, transición, expulsión y posparto. Estas son las sensaciones más características de cada fase.

Pródromos
En este caso se utiliza la palabra pródromo para hacer referencia a los síntomas que anuncian que el trabajo de parto se aproxima. Este periodo de preparación puede comenzar algunas semanas antes del parto y da las señales de que la gestación está llegando a su fin.

Contracciones «de entrenamiento»
También llamadas contracciones Braxton-Hicks, son señal de que el útero se está entrenando para la hora del parto. Estas contracciones no tienen un ritmo —no acontecen en intervalos fijos— y pueden aparecer y desaparecer por algunos días.

Dolores en la espalda
El peso de la barriga al final del embarazo sobrecarga la región de la espalda y causa molestia. Al sentir las contracciones, estas molestias pueden ser más perceptibles.

Cólicos
Las contracciones del útero —que son débiles y para muchas hasta imperceptibles— pueden causar cólicos.

Pérdida del tampón mucoso
Cuando comienza el embarazo se crea una barrera a partir de las secreciones del cuello uterino, esta barrera actúa como protectora de infecciones y se llama tampón mucoso. La eliminación del tampón mucoso es otra señal de que el cuello empezó a dilatarse y pronto el bebé va a nacer. Es similar al flujo, pero más voluminoso y consistente.

Fase latente
Esta fase es el momento que marca el inicio del trabajo de parto. Puede durar horas o días, dependiendo de cada mujer.

Contracciones cortas
Cuando comienza el trabajo de parto, las contracciones se ralentizan y duran en promedio de 30 a 60 segundos. Su acción es increíble: con esa fuerza el bebé es empujado hacia abajo y, poco a poco, la presión hace que se abra el cuello del útero y, consecuentemente, va aumentando la dilatación.

Barriga dura
La barriga dura es el resultado de la contracción del útero, el endurecimiento puede durar de 30 a 45 segundos.

Rotura de bolsa
Hay mujeres que, hasta el momento del nacimiento del bebé, no se les rompe la bolsa —y no hay ningún problema en ello—. A otras les puede suceder incluso antes del trabajo de parto que, por lo general, comienza hasta 72 horas después de la ruptura.

Fase activa
La fase activa puede durar horas. En esta fase el cansancio y los dolores son muy comunes.

 

Contracción regular
Con una duración de 1 minuto o más, ahora las contracciones son mucho más intensas y dolorosas. Es la gran señal de que el parto está por llegar.

Dolor debajo del vientre
El dolor debajo de la barriga es señal de que el bebé está pasando por el cuello del útero y está llegando al canal vaginal.

Dolor en la cadera
Cuando el bebé va a pasar, toda la estructura ósea de la mujer se altera. El dolor en la cadera es natural y es el resultado de la apertura del hueso pélvico.

Dolor en el cóccix
Esta es otra señal de que el bebé se está preparando para pasar por la cadera, el dolor también aparece en el cóccix.

Transición
Se le llama transición al período más cercano a la llegada del bebé. Ahora, los dos cuerpos están casi alcanzando el objetivo final.

Contracciones intensas
Con dilatación de hasta un minuto y medio, las contracciones intensas son la mayor señal de que el bebé está casi naciendo. Es un momento de mucho esfuerzo físico y emocional.

Expulsión
Cuando el cuello del útero alcanza el máximo de dilatación se inicia el periodo de expulsión.

Presión en la vagina
El bebé está bajando y es natural sentir una presión en el canal vaginal.

Presión en el ano
Al pasar por el canal vaginal, el bebé presiona el intestino y el cerebro entiende que necesita ser vaciado. Por eso, la sensación es semejante a las ganas de defecar.

Ganas de hacer fuerza
Es incontrolable y viene a la hora correcta (cuando el cuello uterino está completamente dilatado).

Posparto
Después del parto el cuerpo sigue trabajando.

Expulsión de la placenta
Después del nacimiento del bebé, la placenta tiene que salir. Comúnmente es expulsada entre 5 y 30 minutos después del parto, durante contracciones leves y espaciadas. El sangrado es común y es señal de que el útero está volviendo a su tamaño normal.

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.