La noticia antes que nadie

Si duermes todos los días a la misma hora, podria ser una señal de inteligencia

Un estudio de la Academia Estadounidense de Medicina reveló que cuando se tiene reglas consistentes para ir a dormir, obtienes mejores calificaciones.

Agencia | 29/11/2017 | 12:59

Cuando hablamos de dormir, 2 cosas suelen ser de gran discusión entre expertos: la cantidad y la calidad del sueño. La cantidad de horas que dedicamos a dormir y qué tan profundo lo hacemos es importante para el funcionamiento diario del organismo. Además, la privación del sueño afecta la memoria, la capacidad de concentración y la coordinación.

Pero para los científicos, la regularidad es otra área saludable en lo que respecta al sueño, es decir, acostarse a la misma hora todas las noches tiene más beneficios de lo que podríamos pensar.

Ayuda a dormir más rápido
Latencia del sueño» es el término utilizado por los científicos para referirse al período de tiempo que uno tarda en dormirse. Investigaciones han demostrado que mantener un horario de sueño regular, puede ayudar a reducir la cantidad de tiempo que tardas en alcanzar el sueño.

Una compilación de datos de estudiantes universitarios en Taiwán en 2009, publicado en BMC Public Health, reveló que además de dejar a los estudiantes con menos horas de sueño, el sueño irregular aumenta la latencia del sueño de 14 hasta 24 minutos.

Por eso los científicos recomiendan mantener una hora de sueño regular y así pasar menos tiempo intentando dormir.

Incrementa el desempeño académico
Según los expertos, la hora de acostarse es un factor clave en el rendimiento cerebral. Incluso los hábitos irregulares de sueño son considerados académicamente dañinos.

Un estudio de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño en 2010, analizó a alrededor de 8 mil niños de 4 años en Estados Unidos y reveló que cuando tenían reglas consistentes para ir a dormir, obtenían mejores calificaciones en pruebas de lenguaje, alfabetización y matemática.

Un reciente estudio analizó a 61 estudiantes universitarios de Harvard y logró vincular los horarios de sueño irregulares con promedios académicos más bajos. Los estudiantes que no dormían a la misma hora con regularidad, estaban menos alertas en los momentos claves del aprendizaje.

Las necesidades de sueño no son las mismas cuando llegamos a la adultez. La Fundación del Sueño de Estados Unidos sostiene que los adolescentes necesitan entre 9 a 10 horas de sueño para una buena función neurológica. Y en el caso de los adultos jóvenes, se necesitan entre 7 y 8 horas. Pero el efecto de la regularidad al dormir, no varía según la edad y el sueño sigue siendo un factor relacionado con el rendimiento académico.

Mejora la salud y aumenta la felicidad
Pero eso no es todo, los científicos encontraron que la regularidad a la hora de dormir ayuda a proteger al organismo ante el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los expertos sostienen que de lunes a viernes las personas tienen un horario de sueño bastante regular, pero los fines de semana permanecen despiertos por más tiempo, y es lo que los científicos identifican como «jet lag social».

Un estudio reciente reveló que ese tipo de personas tienen más probabilidades de tener enfermedades cardiovasculares y un peor humor. Y se recomendó no variar tanto los ritmos de sueño entre la semana y el fin de semana.

Además, la comunidad científica ha comprobado que las mujeres que tienen patrones irregulares de sueño tienen tasas más altas de problemas de metabolismo que aquellas que duermen en horarios regulares.

Pero eso no es todo, estudios también han logrado demostrar que cuanto más dormimos de forma irregular, menos felices somos.

Así que ya sabes, no solo es importante dormir la cantidad de horas que necesita tu cuerpo, sino también mantener un horario de sueño regular puede tener grandes beneficios para la salud, el estado de ánimo y la inteligencia. ¿Te lo esperabas?

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.