La noticia antes que nadie

Conoce la ropa antimosquitos

La protección que ofrece esta indumentaria se debe a que lleva incorporada permetrina, un compuesto sintético que esta firma ha conseguido fijar en los tejidos.

Agencia | 23/11/2017 | 11:24

¿A quién no le gustaría despedirse para siempre de los aguijonazos y mordeduras de esas pequeñas pero molestas criaturas de seis u ocho patas -y a menudo con alas- que nos atacan por tierra y aire, provocándonos dolor, irritaciones, infecciones e incluso transmitiéndonos enfermedades?

Una empresa española promete hacer realidad esa aspiración, no solo a través de la sugestión de su nombre, que puede traducirse como “adiós picaduras”, sino porque ha desarrollado y comercializa una línea de ropa que actúa como barrera y repelente para los insectos y ácaros.

La compañía emergente Stingbye, con sede en Terrasa (Barcelona), señala que sus tejidos protegen contra vectores como los mosquitos comunes, anófeles y tigre; los insectos, tales como moscas, chinches, pulgas o piojos; y también los pequeños arácnidos como las garrapatas y los ácaros, según explica a Efe la directora directiva (CEO) de la compañía (www.stingbye.com), Silvia Oviedo.

Mosquitos: los más peligrosos.
Añade que estas criaturas pueden transmitir dolencias como el dengue, el Zika, la malaria, la fiebre amarilla, la sarna, la enfermedad de Lyme, la hepatitis B o el tifus, entre otras.

Los mosquitos viven unos meses y solo la hembra pica, pero son los insectos transmisores de enfermedades más peligrosos, ya que más de un centenar de sus especies son posibles vectores, y además ingieren la sangre de una persona infectada y transmiten los gérmenes de forma activa a otra persona, de acuerdo a Oviedo.

Según esta empresaria, los actuales productos y sistemas destinados a protegernos de estos insectos, como las mosquiteras, dispositivos de sonido y aerosoles, “proporcionan una protección inapropiada, pasajera o parcial”.

“Stingbye fabrica una serie de tejidos y prendas textiles que protegen de los mosquitos y demás vectores transmisores de enfermedades, y que pueden ser usados por todos, desde bebés hasta personas mayores, no tienen olor y sí un tacto agradable, y no provocan ninguna reacción alérgica en la piel”, según Oviedo.

“La efectividad de estas prendas antipicaduras no desaparece tras unas horas y, para mantenerla, no hace falta repetir el tratamiento continuamente como sucede con los aerosoles”,

La permetrina.

La protección que ofrece esta indumentaria se debe a que lleva incorporada permetrina, un compuesto sintético que esta firma ha conseguido fijar en los tejidos, junto con otras sustancias activas, mediante un proceso que preserva su efecto repelente.

“La permetrina se aplica en los rollos de tejido antes de elaborar la prenda y nunca sobre el producto acabado, manteniendo su efecto en la ropa durante cien lavados de lavadora convencional”, asegura Oviedo.

Señala que el vector puede acercarse e, incluso, posarse en la zona protegida por esta ropa, “pero la permetrina provoca que se vaya enseguida, porque esta sustancia hace que se le pasen las ganas de picar y huya a otro lugar”.

“Podría picar en otra parte del cuerpo sin ropa, pero en el caso de un mosquito dependerá mucho del olor y la temperatura corporal de la persona. Por eso hemos desarrollado una gama amplia de artículos que funcionan como barrera en todo el cuerpo”, señala.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.