La noticia antes que nadie

Consejos que te ayudarán a recargar las defensas de manera simple

Intenta ingerir alimentos probióticos que equilibren las bacterias y los hongos en tu sistema digestivo.

Agencia | 22/11/2017 | 11:37

Hoy más que nunca se encuentra disponible una gran variedad de propuestas que ayudan a alcanzar el bienestar. Y muchas de ellas resultan eficaces. Aún así, los niveles de estrés en los que las personas suelen vivir repercuten de todas formas en su sistema inmunológico.

Vivir con la inmunidad debilitada no solo hace que uno se sienta desganado y sin energía sino también lo hace más vulnerable a determinadas enfermedades.

1. Ten en cuenta tu salud intestinal
¿Sabías que el 70% de tu sistema inmunitario reside en tus intestinos? Pues si quieres fortalecerlo, es hora que lo sepas. Para mejorar su funcionamiento entonces intenta ingerir alimentos probióticos que equilibren las bacterias y los hongos en tu sistema digestivo.

2. Recuerda incorporar alimentos con vitamina C
La vitamina C también será de gran ayuda si buscas mejorar el funcionamiento de tu sistema digestivo. Actúa como un antioxidante, previene enfermedades cardíacas e incluso reduce el riesgo de padecer cáncer. Algunos de los alimentos que contienen vitamina C son los cítricos, los frutos rojos, el brócoli, los repollos de bruselas, los pimientos y los kiwis.

3. Prioriza un buen descanso
Puede que ya tengas claro que dormir la cantidad suficiente de horas resulta beneficioso para el organismo. Sin embargo, no siempre se asocia un sueño profundo y reparador con el fortalecimiento del sistema inmunológico. Prioriza entonces las 8 horas de descanso y verás como en poco tiempo comienzas a sentirte mucho mejor.

4. Consume suficientes verduras de hoja verde
Tanto en verano como en invierno resulta importante consumir este tipo de verduras ya que fortalecen el sistema inmune gracias a las vitaminas y minerales que contienen. Además mejoran el funcionamiento del sistema digestivo debido a la cantidad de fibra con la que cuentan.

Procura entonces ingerir alimentos como lechuga, rúcula, albahaca, espinaca y acelga. Combínalos con diferentes ingredientes y anímate a probar ensaladas deliciosas, guisos contundentes y riquísimas tartas llenas de frescura y sabor.

5. No olvides hidratarte
Nunca está demás recordar la importancia de una buena hidratación. Un cuerpo deshidratado no sólo pierde eficiencia en su funcionamiento sino que resulta más vulnerable a numerosas enfermedades. Recuerda entonces tener siempre a mano un vaso con agua y beberla con frecuencia.

Las responsabilidades de la vida cotidiana pueden ser un obstáculo a la hora de concretar y mantener hábitos que fortalezcan nuestro sistema inmunológico. Pero como puedes ver, no precisas estrategias complicadas para recargarlo y sentirte de maravilla con tu organismo.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.