La noticia antes que nadie

¿Qué sucede con nuestro cerebro cuando sonreímos?

Cuando sonreímos se producen 4 hormonas: neuropéptidos, endorfinas, dopamina y serotonina.

Agencia | 21/11/2017 | 17:28
¿Sabías que un adulto promedio sonríe menos de 20 veces al día, mientras que los niños sonríen unas 400 veces?
 
Cuando sonreímos se producen 4 hormonas: neuropéptidos, endorfinas, dopamina y serotonina. Estas hormonas cuando actúan en conjunto son capaces de disminuir el estrés, bajar la frecuencia cardiaca, aumentar la productividad y reducir la ansiedad.
 
Neuropéptidos
Son pequeñas moléculas formadas por la unión de dos o más aminoácidos, que permiten la comunicación neuronal, enviando información por todo el cuerpo, así que cuando nos sentimos felices o tristes, ellos lo comunican al resto del cuerpo.
 
También son capaces de desencadenar reacciones corporales para reducir el estrés y volver a la calma luego de un evento traumático o estresante.
 
Endorfinas
Son las llamadas "hormonas de la felicidad", responden a determinados estímulos, especialmente estrés y dolor, interactuando con las áreas del cerebro responsables de bloquear esas sensaciones y controlando las emociones.
 
Las endorfinas se originan en la glándula pituitaria, y son distribuidas por el sistema nervioso, bloqueando dolor o estrés.
 
También contribuyen a bajar la presión arterial y el ritmo del corazón, haciendo que uno se sienta más "relajado"
 
Dopamina
La dopamina es esencial en nuestra productividad y motivación, este neurotransmisor viaja desde el área tegmental ventral, hasta los receptores de placer del cerebro que son los encargados de percibir el disfrute.
 
Científicos han determinado que una sonrisa produce la misma cantidad de dopamina que 2.000 barras de chocolate.
 
Seratonina
La serotonina es una sustancia química producida por el cuerpo humano, que transmite señales entre los nervios, funciona como un neurotransmisor. Es considerada por algunos investigadores como la sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo.
 
La serotonina se cree es responsable de reducir la depresión y regular la ansiedad, cuando sonreímos se produce serotonina que regula nuestro humor.
 
Los beneficios de sonreír
 
1) Sonreír para ser más feliz
 
La propiocepción es un sistema de comunicación de doble sentido entre tu cerebro y tu cuerpo. La vía conocida es la que va del cerebro a tus músculos cuando algo te pone contento y tu cerebro le da la orden a tu cara de que sonría. Sin embargo también existe la vía de comunicación contraria: si sonríes, incluso aunque no sea genuinamente, tu cerebro también recibe esa información de los músculos. Entiende que estás sonriendo y que por lo tanto hay algo que debe estar poniéndote contento, así que para ser congruente su estado emocional empieza a cambiar hacia el optimismo. 
 
2) Sonreír para provocar emociones positivas
 
Sonreír no sólo te alegra a ti, sino que también envía la señal a aquellos que te rodean de que eres una persona social, confiable y cercana. Y además es evolutivamente contagioso.
 
Te habrás dado cuenta de que cuando sonríes a alguien, incluso a un desconocido por la calle, es probable que te devuelva la sonrisa.
 
3. Sonreír para que confíen en ti
 
Una sonrisa auténtica es una señal de que somos alguien en quien se puede confiar. Se ha comprobado que cuando las personas cooperan tienden a mostrar más sonrisas genuinas, y eso a su vez hace que sean percibidas como más generosas y extrovertidas.
 
Mientras que una sonrisa nos presenta como personas amistosas y sociales, las personas que no sonríen son percibidas como más amenazantes e incluso más poderosas, lo que puede resultar útil para ciertos individuos que quieren mantener la distancia y la imagen de un estatus superior.
 
4. Sonreír para encontrar soluciones
 
Las personas bajo presión o en condiciones de estrés tienden a reducir su visión periférica y centrarse tan sólo en lo que tienen enfrente, el efecto llamado como visión túnel. Y no tan sólo ocurre a nivel visual, sino que a nivel resolutivo también dejamos de contemplar ideas más allá de las que tenemos delante.
 
En esas ocasiones, sonreír puede reducir nuestra estrechez de miras e incrementar nuestra flexibilidad e imaginación, que es precisamente lo que nos conviene. 
 
5. Sonreír para seducir
 
En un estudio de 1985 los psicólogos comprobaron el increíble efecto de la sonrisa femenina sobre los hombres, incluso por encima del contacto visual. En esta investigación, cuando la mujer estableció sólo contacto visual con los hombres fue abordada en un 20 % de los casos. Cuando esa misma mujer añadió una sonrisa, el porcentaje subió hasta el 60 %.
 
Sin embargo este estudio evidenció que los hombres resultan más atractivos para ellas cuando se muestran orgullosos o incluso avergonzados en lugar de contentos.
 
6. Sonreír para ganar dinero
 
En un estudio realizado en meseras evidenció que obtenían más propinas cuando sonreían a los clientes. 
 
Sin embargo, en las profesiones en las que se exige sonreír de forma constante, como azafatas, animadoras y demás, ocurre un fenómeno conocido como trabajo emocional que puede llegar a agotar y causar burnout debido a que existe una contradicción constante entre las emociones reales y las que se muestran.
 
7. Sonreír para vivir más
 
En investigación reciente se estableció una correlación entre la sonrisa y la longevidad. En ella, se estudiaron las fotos de los jugadores de béisbol de la liga americana del año 52 y se observó como aquellos que aparecían sonriendo vivieron un promedio de 7 años más que aquellos que se retrataron con gesto serio.
 
Es dudoso determinar que la sonrisa fuera la causante directa de este incremento de la longevidad, pero se cree que se trata del reflejo externo de una actitud frente la vida que sí que puede tener impacto directo en la calidad de la misma.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.