La noticia antes que nadie

Lectores de Harry Potter son mejores personas, según estudio

Las personas que están emocionalmente apegadas a Harry Potter tienen menor probabilidad de tener prejuicios contra los grupos minoritarios.

Agencia | 18/11/2017 | 22:22
Con independencia de sus virtudes literarias, Harry Potter es un fenómeno editorial que hizo que millones de de niños devoraran miles de páginas de novela. En dichas historias, la amabilidad y la tolerancia son un tema común, y las personas que son crueles con los demás por sus diferencias son los malos.
 
Es decir, que mucha gente se implicó emocionalmente en unas extensas historias que significaron mucho para ellos, y esas historias promueven buenos valores. Un nuevo estudio sugiere que ello ha propiciado que los lectores de Harry Potter sean mejores personas.
 
Harry Potter fue una parte masiva de la infancia de millones de personas. Incluso si no eres parte de los seguidores de culto, es poco probable que hayas podido evitar la franquicia por completo. Al parecer, crecer con Harry Potter podría haberte convertido en una mejor persona, de acuerdo con un estudio publicado en Journal of Applied Social Psychology.
 
Según el estudio, las personas que están emocionalmente apegadas a Harry Potter tienen menor probabilidad de tener prejuicios contra los grupos minoritarios. Hay muchos grupos diferentes en los libros, y el tema general gravita sobre el hecho ser amable con los demás, independientemente de cuán diferentes sean. También se pone énfasis en los prejuicios asociados con el mal.
 
El principal antagonista, Voldemort, está obsesionado con los magos que solo son "sangre pura", lo que significa que provienen de familias mágicas. "Sangre sucia" son aquellos que nacen de padres sin magia o "muggle". En el estudio, la exposición a estas dinámicas grupales pareció jugar un rol importante en cómo crecieron los niños para ver a otros que eran diferentes de ellos.
 
En el estudio, los investigadores entregaron a 34 niños de escuela primaria un cuestionario sobre cómo se sentían acerca de los inmigrantes, luego los dividieron en dos grupos; un grupo leyó una escena sobre Draco Malfoy llamando a la amiga de Harry, Hermione, "sangre sucia", y el otro leyó párrafos no relacionados con prejuicios, como que Harry comprara su primera varita mágica.
 
Una semana después, a los niños se les preguntó de nuevo sobre sus actitudes hacia los inmigrantes. Los que se identificaron con Harry Potter y leyeron el fragmento prejuiciado mejoraron significativamente su actitud hacia los inmigrantes. Las perspectivas de los niños que leyeron los pasajes neutrales no cambiaron. En otras palabras, después de estar expuestos al odio y la crueldad de Malfoy, los niños mostraron más tolerancia y amabilidad.
 
Hubo dos experimentos de seguimiento en el estudio, donde se preguntó a grupos de personas sobre sus sentimientos hacia las minorías después de leer acerca de Harry y sus amigos. Uno encontró que los estudiantes de secundaria tenían mejores actitudes hacia los homosexuales después, y el otro descubrió que los estudiantes universitarios tenían más compasión por los refugiados.
 
Estos resultados pudieran parecer sorprendentes, pero no es la primera vez que se sugiere que la lectura de novelas amplía la empatía del lector, sobre todo si la novela está escrita en primera persona por parte de alguien que no consideramos un igual (un afroamericano si somos lectores blancos, un esclavo, una minoría cualquiera, etc). Por ejemplo, a finales del siglo XVIII hubo un apogeo de humanismo que coincidió con el apogeo de la novela epistolar, un género en el que el relato se desarrolla a través de las propias palabras de un personaje. Por ejemplo, es algo que sostienen los psicólogos Raymond Mar y Keith Oatley en su estudio publicado en Journal of Research in Personality.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.