La noticia antes que nadie

David Guetta cumple 50 años

El DJ parisino hoy goza de un presente fabuloso y festejará su medio siglo de vida abrazando a su inoxidable éxito

Agencia | 10/11/2017 | 10:50

David Guetta, el DJ parisino que más contribuyó en popularizar la música electrónica, cumplió este martes 50 años. "La electrónica es una combinación de música, emoción y reacción física, pero también es una cuestión de producción. Por eso la gente la ama. No creo que haya otra música que lo tenga todo como ésta", dijo el francés, en diálogo con la revista Viva, en 2014.

Tras un arduo camino que comenzó en los clubes de París durante los 90, cuando la música "house" era desconocida en Francia, el multimillonario Guetta hoy goza de un presente fabuloso y festejará su medio siglo de vida abrazado a su inoxidable éxito.

El parisino, que llevó el dance al colmo de la masividad, autor de This One's For You, Love Is Gone y When Love Takes Over, entre otros, nació el 7 de noviembre de 1967 de un padre marroquí de origen judío y una madre belga.

"Desde los 12 años quería ser DJ. A los 14 empecé a tocar en fiestas de amigos y a los 17 ya trabajaba en un club de París", confesó al mismo medio.

Guetta, quien opinó que la clave de su popularidad está en "mezclar la fuerza del sonido electrónico con la emoción de la melodía pop cantada", alternó su faceta de DJ con la de productor musical y colaboró con grandes artistas poperos. Después del rompepistas I Gotta Feeling que firmó a dúo con Black Eyed Peas, aquel sonido convirtió en la marca Guetta: sociedades exitosas con Will.I.Am, Snoop Dogg, Rihanna, Madonna, Usher y la nueva generación estadounidense del hip pop (Taio Cruz, Flo Rida, Nicki Minaj).

"Es increíble ver en lo que la cultura DJ se ha convertido. Cuando comencé, no era nada", evocó a la agencia EFE este artista, que cobra unos 250 mil euros por sesión, vendió más 10 millones de discos y cuenta con al menos 53 millones de seguidores en las redes sociales.

El francés dio sus primeros pasos a los 17 años, en Le Broad, un local referencia de la movida parisina de los años 80 destinado principalmente a un público homosexual, según explica EFE. Desde esta sala en el corazón de París, empezó mixturando canciones del universo del pop y rock hasta que en 1987 escuchó en la radio francesa a Farley "Jackmaster" Funk, considerado por muchos un padre del "house" -una vertiente "light" de la música disco nacida en los años 80 en Estados Unidos-.

Aún así, junto a Laurent Garnier, otro DJ francés, y los famosos Daft Punk, Guetta es considerado como el principal impulsor del "house" en Francia. Y sus viajes a Londres le sirvieron para cargar experiencias en su mochila. "Allí (en Londres) el DJ estaba en un podio y todo el mundo le admiraba... En París, la gente no me hacía caso. Bailaban, coqueteaban, hablaban", evocó Guetta en una entrevista al periódico francés Le Parisien.

A partir de ese momento, lentamente, Guetta comenzó a imponer su estética musical. El joven de pelo largo y rubio -confeso admirador del Thriller de Michael Jackson- decidió empezar a mezclar la cadenciosa música negra estadounidense con sonidos y ritmos electrónicos a través de un sintetizador, con gran éxito.

A principios de la década del '90, su popularidad fue en alza en Francia y la conquista del mercado internacional era cuestión de tiempo: inició sus sesiones en Berlín, entonces una de las capitales de la música electrónica en Europa, y en Ibiza, otra parada indispensable para los amantes del "techno".

En 1994, cuando se casó con Cathy Guetta, su primera mujer -manager de discotecas, organizadora de eventos y actriz-, dio otro empujón más a su carrera: asumió la dirección artística de la mítica sala de conciertos parisina Bataclán, la misma que hace dos años fue escenario de un terrible atentado yihadista que dejó 89 muertos.

Paralelamente, y en colaboración con su mujer, Guetta promovió veladas en varios locales parisinos en los que desfilaron la crème de la crème del momento con presencias asiduas de estrellas de cine, modelos, futbolistas o modistas.

Pero el nuevo milenio fue el gran momento de Guetta y significó un punto de quiebre en su carrera: vendió todas las discotecas del que era accionista para lanzarse como productor discográfico.

A partir del año 2000 y gracias al éxito del recopilatorio Fuck Me I'm Famous, el DJ explotó internacionalmente y comenzó a actuar en Miami, Sao Paulo, Amsterdam, Shangai, Punta del Este (donde los Tinelli se hicieron fanáticos) y Beirut, entre otras ciudades. Y en el 2002 llegó su disco debut: Just a Little More Love. Le siguieron otros cinco, entre ellos, el mundialmente exitoso One Love de 2009 y el último, Listen, en 2014.

El séptimo disco está "a punto de terminarlo" y lo presentará en su esperado tour de 2018, que abrirá con un concierto el 19 de enero en el Arena de París. A su vez, el parisino aseguró que la canción 2U, en colaboración con Justin Bieber, será incluida en el nuevo álbum.

Con más de 30 años de carrera musical en escenarios del mundo, Guetta, el DJ más popular del planeta, aseguró no haber caído a las tentaciones de la noche. "Soy como un monje 'Jedi'. No tomo alcohol, ni fumo, ni me drogo. Hago deporte y sigo un régimen. El único problema es el sueño. Estoy siempre de un lado para otro", se sinceró.

UCSLP - ESPECTACULOS

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.