La noticia antes que nadie

Errores que cometes cuando te afeitas

Si crees que el error más frecuente se da cuando ya tienes el rastrillo en la mano, entonces tienes mucho que aprender.

Agencia | 08/11/2017 | 19:18
Ok, si has decidido no dejar crecer tu barba este mes no hay problema, aún así tienes que saber ciertas cosas sobre cómo manejar tu vello facial, ya sea si decides conservarlo o no. ¿Después de rasurarte tienes la piel irritada o sufres cortaduras? Entonces lamentamos decirte que estás haciendo algo mal. Pero no tienes que preocuparte, porque aquí te decimos cómo corregir los errores más frecuentes a la hora de afeitarse y obtener resultados dignos del mejor barbero sin salir de tu cuarto de baño.
 
Si crees que el error más frecuente se da cuando ya tienes el rastrillo en la mano, entonces tienes mucho que aprender, ya que la preparación de la piel y del vello para ser afeitado influye mucho en el resultado final, por lo que hemos desglosado cinco errores que llevarán tu rutina a otro nivel con mejores resultados.
 
Prepara tu piel antes de afeitarte
 
Como todo ritual, tómate tu tiempo para hacer que tu rostro se vea mejor que nunca. El hecho de no preparar el vello para rasurarlo correctamente deriva en irritación y cortaduras provocadas por la prisa de apresurar tu rasurado. El correcto proceso conlleva lavar tu rostro con agua tibia (para abrir los poros) y un exfoliante que ayude a eliminar la suciedad como células muertas de la piel.
 
¿En qué dirección afeito?
 
El máximo error a la hora del afeitado se comete al no planificar la dirección en la que se debe afeitar la barba y el bigote. Lo más recomendable antes de dejar el rostro sin rastro de vello es recortarlo lo más posible con una máquina de afeitar para así rasurar con el mínimo número de pasadas posibles y reducir la irritación y el enrojecimiento de la piel.
 
No repitas en la misma área
 
Muchos hombres por prisa se dan muchas pasadas con el rastrillo en la misma área, lo que suele provocar irritación. Al repetir este movimiento están maltratando su piel de forma inconsciente, si tu rastrillo ya no tiene el suficiente filo en sus cuchillas o la banda lubricante ha cambiado de color, entonces su vida útil terminó.
 
Cuida tus productos de higiene
 
Cuidarlos no sólo significa mantenerlos alejados de la humedad, sino también que estén fuera del alcance de otras personas: compartir tus productos del cuidado personal hace que acorten su vida útil y te vuelven propenso a contraer infecciones cutáneas, en este caso, rastrillos de cabezales o cartuchos removibles y desechables son perfectos para su fácil almacenamiento y uso.
 
Deja el alcohol
 
No, no hablamos de esos tragos de cada fin de semana con amigos. El uso de productos cosméticos como los aftershaves dañan tu piel en gran medida: sólo imagina tu delicada piel después del rasurado siendo atacaba por una loción para terminar con un rostro enrojecido y maltratado. Después de afeitarte, nada como un bálsamo en aceite o crema hidratante para calmar la piel.
 
Con éstos consejos, verás cómo cada mañana tu piel y tu rostro se verán mucho mejor después de haberles pasado una cuchilla por encima, porque como habrás notado el rasurado se ha convertido en todo un arte.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.