La noticia antes que nadie

Por estas razones se te olvidan los nombres de los demás

Richard Harris, profesor de sicología en la Universidad Estatal de Kansas explica que las personas con “más conciencia social” que se interesan en las personas son más propensas a recordar el nombre de alguien que quien no lo es.

Agencia | 08/11/2017 | 11:34

Te has sentido en un aprieto cuando te presentan a una persona y después de pocos minutos u horas se te olvida su nombre. Esta es una situación tan común que le pasa casi a cualquiera, aunque hay razones del por qué olvidamos.

Richard Harris, profesor de sicología en la Universidad Estatal de Kansas, Estados Unidos, explica que las personas con “más conciencia social” que se interesan en las personas son más propensas a recordar el nombre de alguien que quien no lo es.

De acuerdo con un video de AsapSCIENCE, canal de ciencia en YouTube, es probable que olvidemos el nombre de las personas que acabamos de conocer, básicamente porque:

1. El cerebro humano tiende a recordar más el rostro de las personas y otros detalles de su imagen, ocupación o aficiones para relacionarlos y almacenarlos con la finalidad de tener una referencia, dejando a un lado el nombre que no es considerado "tan" relevante.

2. Tenemos problemas para recordar el nombre de las personas que apenas conocemos porque mientras ellos se presentan o dan información no escuchamos lo que dicen por estar distraídos o con la mente ocupada en cómo nos presentaremos, preparando una respuesta o tratando de dar buena impresión.

3. La falta de interés por mantener una relación o cercanía con aquella persona hace que olvidemos con facilidad su nombre, ya que nos inclinamos a pensar que fue un encuentro casual y quizá no volvamos a verla.

4. La memoria de corto plazo falla. Esta llamada "memoria de trabajo" funciona como una especie de “esponja” que absorbe demasiada información del momento, manteniendo la que es relevante, de no ser así se desvanece rápidamente, dice Paul Reber, profesor de sicología en la Universidad Northwestern.

5. Es fácil olvidar el nombre de otra persona cuando la información es similar a otra que se almacenó previamente en la memoria, a esto se le conoce como interferencia retroactiva de datos, explica Elizabeth Loftus, matemática y sicóloga norteamericana.

Como lo explican los especialistas, solemos olvidar el nombre de las personas por distracción, falta de interés o falla de la memoria a corto plazo. Para evitarlo, recomiendan estar atentos durante la presentación y hacer asociaciones con el nombre de la persona que acabamos de conocer.

En caso de que mantengas la relación a largo plazo y que es necesario que retengas su nombre en ese momento, podrías repetirlo por lo menos tres veces o de plano presentarla a un conocido para que menciones su nombre y mantente atenta.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.