La noticia antes que nadie

Los demócratas Phillip Murphy y Ralph Northam ganaron elecciones cruciales

Los triunfos proyectados de Murphy y Northam aumentan a siete el número de estados donde los demócratas tendrán el control de la gubernatura y de la legislatura.

NOTIMEX | 08/11/2017 | 10:31

Los demócratas Phillip Murphy y Ralph Northam, quienes hicieron campaña contra las políticas migratorias de Donald Trump, ganaron hoy las elecciones de los cruciales estados de Nueva Jersey y Virginia, en un fuerte revés político para los republicanos y la figura presidencial.

Los comicios estatales, vistos en gran medida como un anticipo de las elecciones intermedias de 2018, confirmaron los resultados de encuetas recientes que muestran a los demócratas como favoritos para llevarse las mayores ganancias en las elecciones de noviembre del próximo año.
 
Murphy, un exejecutivo de Goldman Sachs de 60 años, derrotó a quien fuera uno de los asesores políticos más cercanos a Trump, el gobernador republicano Chris Christie, quien contendió para la candidatura presidencial republicana en 2016.
 
Durante su campaña por la gubernatura, el nuevo gobernador electo de Nueva Jersey prometió oponerse a las políticas de Donald Trump y apoyar iniciativas de causas progresistas, como la legalización de la mariguana y el aumento de los salarios mínimos.
 
Su política migratoria buscó marcar un contraste con las posiciones de la Casa Blanca, toda vez que se comprometió a rechazar las iniciativas de deportación de Trump y a aprobar la emisión de licencias de conducir para inmigrantes indocumentados.
 
En Virginia, un estado que votó por Hillary Clinton en 2016, el médico Ralph Northam obtuvo la gubernatura derrotando al expresidente del Partido Republicano, Ed Gillespie.
 
A lo largo de su campaña Northam externó su apoyo a los “dreamers” y a las comunidades minoritarias, y su oposición a las políticas del presidente Donald Trump contra los musulmanes. Líderes comunitarios latinos como Gustavo Torres hicieron campaña por el demócrata.
 
En contraste, los republicanos de Virginia apoyaron mensajes de campaña donde buscaron vincular a la inmigración con la criminalidad.
 
Los triunfos proyectados de Murphy y Northam aumentan a siete el número de estados donde los demócratas tendrán el control de la gubernatura y de la legislatura, en la recta hacia las elecciones de noviembre.
 
Desde Seul, el presidente Donald Trump reaccionó de inmediato al descalabro político para los republicanos y culpó a Gillespie por no haberlo abrazado suficientemente.
 
“Ed Gillespie trabajó duro, pero no me aceptó de manera entusiasta o a lo que defiendo. No lo olviden, los republicanos ganaron cuatro de cuatro escaños en la Cámara Baja, y con la economía en números récord, continuaremos ganando, aún más que antes”, escribió el mandatario en un micromensaje en Twitter.
 
Pero una nueva encuesta de The Washington Post y la cadena ABC muestra de hecho que los estadunidenses prefieren a los candidatos demócratas que a los republicanos, de cara a las elecciones legislativas de 2018.
 
Un 51 por ciento de los electores estadunidenses se inclina por apoyar a los demócratas, mientras que sólo 40 por ciento prefiere a los republicanos.
 
A nivel federal, las elecciones de 2018 pondrán en juego los 435 asientos de la Cámara de Representantes y una tercera parte de los 100 del Senado.
 
Los demócratas requieren una ganancia neta de más de 40 asientos en la Cámara Baja y tres en el Senado para arrebatar la mayoría a los republicanos.
UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.