La noticia antes que nadie

Migrantes en EUA rechazan final de Programa de Protección Temporal

Añadio que los beneficiarios de TPS son refugiados que trabajan y que simplemente quieren trabajar para sus hijos y familias.

Notimex | 07/11/2017 | 11:46

El anuncio del gobierno del presidente estadunidense Donald Trump de poner fin al Programa de Protección Temporal (TPS), que afectará a miles de centroamericanos, generó desencanto y severas críticas de grupos proinmigrantes.

El presidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU-USWW) por sus siglas en inglés), David Huerta, dijo que la medida revela que los inmigrantes "no son bienvenidos aquí".

Huerta dijo que se trata de una decisión "odiosa y antinmigrante" y un recordatorio de que Trump y la mayoría republicana en el Congreso repudian a los inmigrantes, aun aquellos que se encuentren en el país con estatus legal, bajo el programa DACA para jóvenes, e incluso niños latinos con discapacidades.

Añadio que los beneficiarios de TPS son refugiados que trabajan y que simplemente quieren trabajar para sus hijos y familias.

El gobierno federal anunció que eliminará en enero de 2019 el estatus migratorio temporal que ampara a cinco mil nicaragüenses residentes en este país desde hace casi dos décadas, y que postergará hasta julio una decisión definitiva sobre este beneficio para 86 mil hondureños.

Estos refugiados durante años han contribuido en gran medida a nuestra economía después de apenas sobrevivir a los horrores de un desastre natural, una guerra civil o alguna otra amenaza en sus vidas, dijo Huerta.

Censuró "una decisión insensible", y sin ninguna alternativa, que "dará lugar a la separación de niños de sus padres, dando la espalda a refugiados y negándose a permitir que la gente se gane la vida.

“La administración Trump sigue adelante con esta insensata agenda en cada oportunidad. La resiliencia de SEIU para solidarizarse con nuestros hermanos y hermanas inmigrantes, independientemente de su condición de refugiados y de inmigración, solo crece”, externó.

“Continuaremos luchando contra el miedo y el odio, y trabajaremos para proteger y defender los derechos de todas las personas y su lugar legítimo en los Estados Unidos de América", prometió.

A su vez, Max Arias, director ejecutivo de SEIU Local 99, expresó que "como un niño de guerra y conflicto en mi natal El Salvador, estoy profundamente preocupado por el impacto de esta decisión en nuestras familias y comunidades”.

“Poner fin al programa TPS destruirá a las familias que escaparon de la guerra y el desastre y que trabajaron duro para reconstruir sus vidas en este país. Tendrá efectos reverberantes en sus hijos, cuya estabilidad y seguridad quedarán de repente en entredicho”, alertó.

“Como trabajadores de la educación, los miembros del Local 99 de SEIU saben que esta decisión continuará promoviendo el miedo y la incertidumbre que, lamentablemente, ya se hacen eco en nuestras escuelas y comunidades”, sostuvo.

Martha Arévalo, directora del Centro de Refugiados Centroamericanos (CARECEN), también mostró su decepcion por el anuncio, pero recomendó no tomar decisiones precipitadas y consultar a abogados de migración serios a fin de obtener una visa U o buscar una protección de la corte del Noveno Circuito.

El DepartamentAo de Seguridad Nacional formuló el anuncio el lunes, 60 días antes de que expirara el 5 de enero la protección para Honduras y Nicaragua, que obtuvieron el TPS en 1999 debido a los destrozos causados por el huracán Mitch un año antes.

La oficina investigadora del Congreso estadounidense dijo este mes que las autoridades prevén que sólo 57.000 hondureños y 2.550 nicaragüenses habrían gestionado la extensión del beneficio.

El TPS para unos 260.000 salvadoreños, el grupo más numeroso de todos los beneficiarios, vence en marzo próximo.

La protección migratoria temporal actualmente incluye a 435.000 nacionales de nueve países afectados por conflictos o desastres naturales, que residían en Estados Unidos --con o sin papeles-- en el momento en que sus países recibieron la designación.

Si bien el estatus fue concebido como una solución temporal, fue renovado durante los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama por temor de que esos países no pudieran acoger a un número tan alto de personas.

UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.