La noticia antes que nadie

Los alimentos sin gluten realmente son buenos

Hay quien tiene la hipótesis de que el organismo del ser humano aún no está preparado para digerir y adaptarnos adecuadamente a esta sustancia y al trigo en general.

Agencia | 06/11/2017 | 13:05

En la actualidad se ha hecho muy recurrente el discurso antigluten, por parte de los defensores de la alimentación natural y balanceada.

Más allá de las modas alimenticias, detractores y partidarios tienen argumentos válidos a favor y en contra de esta sustancia presente en gran número de alimentos.

¿Es el gluten bueno para todo aquel que lo consume? La evidencia parece mostrar que este componente altamente proteico pudiera ser perjudicial para cierto grupo de personas.

¿Qué es el gluten?
El gluten es una sustancia proteica vegetal, presente principalmente en el trigo y otros cereales. Quienes lo miran de reojo cuestionan el alto contenido calórico de este producto alimenticio.

Hay quien tiene la hipótesis de que el organismo del ser humano aún no está preparado para digerir y adaptarnos adecuadamente a esta sustancia y al trigo en general.

Lo que si es cierto es que hay personas a las cuales no les beneficia este alimento.

Es el caso puntual de las personas que sufren de celiaquía, un padecimiento digestivo que consiste básicamente en la intolerancia al gluten.

¿Sabes si eres celíaco?
Fatiga, pérdida ósea, dolores abdominales e intolerancia a la lactosa. Estos son algunos de los síntomas que experimentan las personas que desarrollan celiaquía.

Aunque bien determinadas, estas señales son muy generales y solo podemos tener certeza de tener la enfermedad mediante exámenes médicos.

Tan solo en España hay 450 000 personas adecuadamente diagnosticadas. El problema es que muchos ni siquiera presentan mayores síntomas y hay muy poca información al respecto en la población .

Con todo, lo peor es que este padecimiento no tiene cura y puede durar toda la vida. El mejor tratamiento para estos pacientes es mantener una rigurosa dieta libre de gluten.

Dieta libre de trigo
No siempre es fácil llevar una dieta alimenticia sin trigo, entre otras cosas porque se encuentra en un sin número de productos que consumimos cotidianamente.

Es el caso de alimentos como:
Pasta
Pan
Salsas
Harina blanca
Cereales
Galletas
Cerveza

Lo ideal es ir prescindiendo de todos estos productos alimenticios y compensar la dieta con otros fáciles de tolerar como:
Vegetales
Frutas
Verduras
Pollo
Arroz

El reto es poder hacer el cambio sin perder los nutrientes necesarios o bajar de peso.

Hay que tener en cuenta que son numerosos los productos comerciales que utilizan el trigo en su composición.

De compras en el supermercado: productos sin gluten
Hay que recordar que el gluten se utiliza para aumentar los valores nutricionales de productos que no están compuestos de trigo y otros cereales.

En este sentido, todo comienza con nuestros hábitos de compra y consumo.

La regla de oro es leer los ingredientes en el empaque de las comidas. Afortunadamente, la mayoría de los países exigen a las empresas productoras el etiquetado “100% libre de gluten”.

El comprador solo debe leer y hacer el descarte.
Hay alimentos que no tendrían que llevar este nutriente y, sin embargo, lo tienen. Es el caso de:

Salsa de soja
Aliños de ensalada
Yogures
Frutos secos
Queso azul
Embutidos
Algunas presentaciones de pollo

Asimismo, es preciso tener especial cuidado con los productos integrales ya que, por lo general, lo incorporan.

Contaminación cruzada
El propio proceso de cocinar se modifica radicalmente debido al riesgo de contaminación cruzada.

Este concepto se refiere a la alta probabilidad que tenemos de contaminar alimentos libres de gluten cuando los cocinamos con otros que sí cuentan con esta sustancia proteica.

Por ejemplo, si freímos unas berenjenas o un pollo con aceite previamente utilizado para freír papas o pastelillos, algunos restos del compuesto de trigo podrían traspasarse a nuestra comida.

También hay que tener precauciones con comidas grupales o familiares. No todas las personas seguirán una rutina nutricional tan estricta. Habrá quien necesite comer sin gluten.

Algunos productos tolerables
Hay comidas con bajo contenido de gluten, como la avena, que pueden ser tolerados por los celíacos.

Es importante ser cautos con alto contenidos del producto susceptible de provocar alergia. También conviene hacer pruebas con aquellos que podríamos consumir ocasionalmente.

Además de celiaquía, los afectados por alergias, inflamaciones intestinales, diabetes y cardiopatías siguen dietas bajas en trigo.

No podemos decir que el gluten es malo porque sí. Gran parte de la población mundial no muestra mayores reacciones al consumirlo diariamente.

No obstante, hay una relación visible entre esta sustancia y algunos cuadros clínicos

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.