La noticia antes que nadie

Trump es un desequilibrado mental: Corea del Norte

Jong-un también aprovecho para criticar su 'retórica belicosa e inestable', antes de sugerirle que necesita tomar medicina para tratar 'sus desórdenes psicológicos'.

Agencia | 05/11/2017 | 10:26
El líder norcoreano Kim Jong-un afirmó que Donald Trump es un “desequilibrado mental incurable”, en lo que representa la más reciente de las agresiones verbales entre ambos mandatarios, en medio de una creciente tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte.
 
Jong-un también aprovecho para criticar su “retórica belicosa e inestable”, antes de sugerirle que necesita tomar medicina para tratar “sus desórdenes psicológicos”.
 
Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, se ha dado un aumento constante de la tensión en la península de Corea debido al programa nuclear del régimen comunista y a las medidas de presión promovidas por Washington.
 
El presidente anteriormente amenazó con desencadenar “el fuego y la cólera” contra Pyongyang, y afirmó ante la Asamblea general de la ONU que Washington “destruiría totalmente a Corea del Norte” si se viera obligado a defender a su país o a sus aliados.
 
Estados Unidos y Corea del sur son estrechamente aliados desde hace décadas. Unos 25 mil militares estadounidenses están estacionados en el Sur como medida de defensa ante el régimen de Pyongyang.
 
En aquel mismo discurso, Trump había calificado al líder norcoreano de “hombre cohete”, en alusión a los numerosos cohetes y misiles que ha probado Corea del Norte, aparentemente capaces de alcanzar parte del territorio estadounidense. “¡Senil!”, le replicó Kim Jong Un.
 
Estados Unidos ha desplegado cerca de la península material militar estratégico, como bombarderos y portaaviones, tras el sexto ensayo nuclear del 3 de septiembre, lo que le valió además a Corea del Norte una octava serie de sanciones de la ONU.
 
KCNA presenta estas sanciones como “esfuerzos desesperados” que no tendrán ningún efecto, y califica los discursos de Trump de “síntomas histéricos espasmódicos”.
 
El presidente estadounidense “reveló al mundo su verdadera naturaleza de maníaco de la guerra nuclear y ha sido diagnosticado como un desequilibrado mental incurable”.
 
Corea del Norte tiene un larga tradición de proferir ataques personales contra dirigentes extranjeros, en especial los presidentes de Estados Unidos. A George W. Bush lo llamó “hombre a medio hacer”, a la expresidenta surcoreana Park Geun-Hye “bruja” y “hábil prostituta”, y a Barak Obama “chulo” de ésta.
 
Pese a la reciente escalada de tensiones en la península, Corea del Sur afirmó que no desarrollará armas nucleares propias a pesar de la amenaza que representa su vecina del norte dotada de la bomba atómica, según afirmó el presidente surcoreano Moon Jae-In.
 
Algunos medios surcoreanos y los sectores políticos de oposición reclamaron un redespliegue de armas tácticas nucleares norteamericanas, retiradas de la península en los años 1990.
 
Algunos han sugerido que si Estados Unidos no aceptara, Corea del Sur debería desarrollar sus propias armas nucleares para garantizar un equilibrio de fuerzas disuasivo.
 
Pero Moon dijo, en un discurso al parlamento, que Corea del Sur se “basará en la declaración de desnuclearización de la península coreana firmada por ambas Coreas” en 1992.
UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.