La noticia antes que nadie

¿Cómo afecta el hipertiroidismo en el embarazo?

Las principales hormonas producidas por la tiroides son las hormonas conocidas como T3 y T4.

Agencia | 03/11/2017 | 12:57

La glándula tiroides es una glándula endocrina, ubicada en la zona del cuello, que se encarga de regular tanto nuestro metabolismo como nuestra reacción a las hormonas.

Las principales hormonas producidas por la tiroides son las hormonas conocidas como T3 y T4. Por otra parte, el hipertiroidismo es cuando la tiroides funciona excesivamente, liberando demasiadas hormonas.

¿Cómo afecta el hipertiroidismo en el embarazo?
Lo primero que hace falta señalar es que los médicos creen que, aunque sufras de hipertiroidismo, puedes transitar normalmente un embarazo, especialmente cuando el embarazo sea planificado, sobre todo para realizar un tratamiento para la enfermedad antes del embarazo, para evitar tomar medicamentos que puedan llegar hasta el bebé.

En gran parte de los casos, el hipertiroidismo es causado por la enfermedad de Graves, una enfermedad autoinmune que afecta a la tiroides, atacando a los tejidos sanos del cuerpo.

Durante el embarazo, lo primordial será controlar los niveles de las hormonas tiroideas con regularidad, sobre todo durante los primeros 3 meses, en donde los síntomas en la madre podrían hacerse más notorios, debido a que los cambios hormonales de principios del embarazo intensifican al hipertiroidismo.

En los casos en donde la enfermedad no se controle o no sea tratada, pueden haber complicaciones, como el desprendimiento de la placenta, el parto prematuro, la preeclampsia o el aborto espontáneo. Los problemas de hipertiroidismo también podrían causar que el bebé tenga un bajo peso al nacer o también problemas tiroideos.

La preeclampsia, una de las posibles consecuencias del hipertiroidismo, es una complicación del embarazo en donde la presión arterial aumenta, pudiendo hacerle daño al bebé o a los órganos de la madre, como el hígado o el riñón. La preeclampsia puede tratarse, generalmente, con cuidados personales en la dieta o con medicamentos. Lo importante, como casi siempre, es detectarla a tiempo.

En los casos en donde el hipertiroidismo esté causado por la enfermedad de Graves, la madre podría sufrir de una condición conocida como tormenta tiroidea, que es una crisis en esas hormonas que pone en gran riesgo a su vida. La tormenta tiroidea se da durante los primeros 3 meses o después del parto, aunque es una condición muy poco frecuente.

Respecto a la lactancia, aún existen dudas, sobre todo respecto a los medicamentos para el hipertiroidismo. No obstante, muchas madres deciden amamantar de todas formas, pues se ha descubierto que solo una pequeña parte de los principios activos de los medicamentos se transmiten al bebé. Los beneficios de la lactancia, indican varios médicos, podrían sopesar la presencia de esos medicamentos, así que es probable que no tengas problemas para hacerlo.

¿Cómo puedo saber si tengo hipertiroidismo o enfermedad de Graves?

Los problemas de hipertiroidismo suelen detectarse gracias a los síntomas, aunque siempre se debe ir al médico para que el diagnóstico sea certero. No obstante, te contamos algunos de los síntomas:

    Aumento del tamaño de la glándula tiroides
    Irritabilidad, ansiedad
    Problemas para dormir
    Pérdida de peso sin dieta
    Temblores, problemas para enfrentar al frío
    Ritmo cardíaco acelerado
    Fatiga, debilidad muscular

Por su parte, la enfermedad de Graves, además de todos los síntomas anteriores, suele presentar síntomas particulares que la diferencian de un hipertiroidismo común, que son los problemas en los ojos, como hinchazón o protuberancias.

Los problemas en la piel, como el enrojecimiento, el engrosamiento o el aumento de espinillas también son característicos de la enfermedad de Graves.

En el caso de que creas tener o presentes síntomas de hipertiroidismo o síntomas de la enfermedad de Graves, es importante consultar a los especialistas, quienes te darán un diagnóstico mucho más acertado y te guiarán para encontrar un tratamiento adecuado.

Por otra parte, si deseas quedar embarazada, teniendo hipertiroidismo o la enfermedad de Graves, puedes hacerlo en tanto la supervisión médica esté siempre presente para evitar complicaciones. Los embarazos pueden ser transitados sin problemas si se respetan las recomendaciones médicas.

Recuerda que, con el tratamiento adecuado, los médicos pueden mantener a los niveles de las hormonas dentro de los estándares adecuados, evitando complicaciones futuras.

Si bien las posibles consecuencias del hipertiroidismo o de la enfermedad de Graves se ven amenazantes o preocupantes, en gran parte de los casos los embarazos transcurren normalmente, con bebés sanos y madres fuertes.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.