La noticia antes que nadie

Conoce el síndrome del ojo seco

Las mujeres son las más afectadas porque por la edad y el cambio hormonal las glándulas secretoras lagrimales dejan de funcionar normalmente.

Agencia | 02/11/2017 | 12:27

Los casos del síndrome de ojo seco tienden a aumentar en la población mundial, y a partir de los 40 años, las mujeres son las más afectadas, señaló Selene Molina Cruz, alumna del doctorado en Ciencias Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta afección aparece como consecuencia de la disminución de la producción de lágrimas o de su excesiva evaporación, mientras que sus síntomas son dolor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño y comezón, detalló la experta, de acuerdo con un comunicado de esa casa de estudios.

Molina Cruz explicó que las mujeres son las más afectadas porque por la edad y el cambio hormonal las glándulas secretoras lagrimales dejan de funcionar normalmente.

Como integrante del Consorcio Mexicano para el Estudio de la Microbiota y del Microbioma Humano, la biomédica realiza la caracterización funcional y taxonómica de la comunidad microbiana en el proceso de inflamación del síndrome de ojo seco.

Mencionó que de acuerdo con registros del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana de la Ciudad de México, nueve de cada 10 pacientes padecen este problema.

Molina Cruz aclaró que hay otros factores que propician que las lágrimas se evaporen con mayor rapidez, como permanecer en lugares cerrados con aire acondicionado o fijar la mirada mucho tiempo en todo tipo de pantallas.

Eso disminuye el parpadeo y al no ser suficiente las lágrimas no se distribuyen y el ojo no se humecta adecuadamente, planteó.

“Un ojo sano secreta al día cerca de dos mililitros de lágrimas. Hay casos severos de este síndrome que, debido a que no se generan lágrimas, pueden derivar en la pérdida de la vista”, advirtió.

Detalló que cuando la película lagrimal (que es muy homogénea) se deteriora, se lesiona la conjuntiva y se puede afectar la córnea.

Si esta última se daña, su capa epitelial se desestabiliza y forma una cubierta que impide el paso de la luz hacia la retina (estructura que ayuda a generar la imagen en el cerebro), por lo cual se va perdiendo la visión, explicó.

Para tratar el síndrome de ojo seco se recetan lágrimas artificiales varias veces al día; en algunos casos el paciente debe ponerlas cada hora.

Sin embargo, las lágrimas artificiales a veces no son efectivas porque no tienen las mismas propiedades que las que secreta un sujeto sano, de ahí la importancia del estudio, puntualizó.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.