La noticia antes que nadie

Documental destapa secretos de alcoba de las estrellas de Hollywood

El largometraje “Scotty and the Secret History of Hollywood” Dirigido por Matt Tyrnauer se presentó en la Fiesta del Cine de Roma

Notimex | 01/11/2017 | 17:31

Los secretos de alcoba de las grandes estrellas del celuloide son dados al público en el documental “Scotty and the Secret History of Hollywood” (Scotty y la Historia Secreta de Hollywood), presentado este miércoles en la Fiesta del Cine de Roma.

Dirigido por Matt Tyrnauer, el largometraje está basado en “Full Service”(Servicio Completo), las memorias que Scotty Bowers, actualmente de 94 años de edad y que publicó hace un lustro.

Con la misión de “hacer feliz a la gente”, Bowers inició en los años 40 a reclutar hombres y mujeres para satisfacer las necesidades sexuales de estrellas como Spencer Tracy, Rock Hudson o Katherine Hepburn en una época en la que declararse homosexual podía no sólo acabar con la carrera de cualquiera, sino también llevarlo a la cárcel.

“Es una historia que me dio a conocer (el escritor) Gore Vidal, quien en los 40 frecuentaba la gasolinería que Scotty convirtió en oficina”, dijo Tyrnauer al presentar el documental a los medios.

Explicó que fuera de Hollywood la historia se mantuvo secreta hasta que Bowers, quien era muy discreto, publicó sus memorias cuando ya tenía 89 años de edad y los protagonistas estaban muertos.

El propio Scotty relata en el filme que todo inició cuando al regresar de la Segunda Guerra Mundial comenzó a trabajar en una gasolinería del Sunset Boulevard angelino, donde un día por casualidad pasó el actor Walter Pidgeon, quien quedó prendado de él y lo invitó a conocer la piscina de su mansión.

Obviamente no se trató solamente de una nadada veraniega y a partir de ahí se corrió la voz sobre la disponibilidad del joven, quien empezó a cobrar 20 euros por cada encuentro sexual organizado con las estrellas.

Pero el negocio creció tanto que Bowers comenzó a reclutar a decenas de jóvenes de ambos sexos dispuestos a acostarse con los famosos.

A Katherine Hepburn, por ejemplo, le consiguió unas 150 muchachas durante todos esos años y con Spencer Tracy el proprio Bower acabó en la cama en varias ocasiones cuando el actor, que no aceptaba su homosexualidad, estaba rigurosamente borracho.

Pero Scotty también formó un trío con Ava Gardner y Lana Turner, tuvo sexo con Bette Davis y Vivien Leigh, organizó orgías homosexuales en la casa del director George Cukor o encuentros eróticos entre Rock Hudson y Cary Grant.

Igualmente llegó a reclutar hombres para el duque de Windsor y mujeres para su esposa Wallis Simpson, en una ocasión le consiguió 15 muchachos al cantante Cole Porter y hasta sodomizó al entonces director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), John E. Hoover.

El director del documental rechazó poner el caso de Scotty en el mismo nivel que el del productor Harvey Weinstein, recientemente caído en desgracia tras revelarse que cometió abusos sexuales en perjuicio de decenas de mujeres.

“El ambiente creado por Scotty era completamente consensual, todos querían estar presentes y él mismo dice que la única cosa que le interesaba era hacer felices a las personas”, dijo Tyrnauer.

Confirmó que incluso el sexólogo Alfred Kinsey estudió el caso de pansexualidad de Bowers, quien en varias ocasiones lo invitó como espectador a sus orgías.

En el documental el protagonista revela que inició su vida sexual muy joven de la mano de personas mayores, pero niega terminantemente haber sufrido algún tipo de abuso. "Yo estuve completamente de acuerdo con ello”, argumentó.

Considerado un héroe por activistas a favor de los derechos de los homosexuales, Scotty, actualmente casado con una cantante, dice en el filme que algunas personas le confesaron que los mejores momentos de sus vidas los pasaron en aquella gasolinería del Sunset Boulevard.

 

 

 

 

 

UCSLP - ESPECTACULOS

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.