La noticia antes que nadie

Estremece a Pakistán un nuevo “crimen de honor”

Según la policía, el sospechoso huyó de la escena después de matar a su hermana.

Notimex | 01/11/2017 | 09:53

Un nuevo "crimen de honor" ensombreció hoy a Pakistán a pesar de los esfuerzos de las autoridades y grupos de derechos humanos para evitar esta practica apoyada por la tradición y el derecho islámico que habilita determinados asesinatos.

Un hombre abrió fuego contra su hermana, menor de edad, después de tener una discusión en la que la acusó de tener un "carácter inmoral", en la zona de Satto Katla en Lahore, reportó el sitio de noticias DawnNews.

La policía tomó el cuerpo de la niña bajo custodia luego de que los residentes del área informaran sobre el incidente. También recolectaron evidencia del sitio del asesinato y registraron las declaraciones de los testigos oculares.

Según la policía, el sospechoso huyó de la escena después de matar a su hermana. El cuerpo de la víctima fue trasladado al Hospital Jinnah para su autopsia.

Decenas de mujeres jóvenes en Pakistán siguen siendo asesinadas por familiares por avergonzar a su familia, un año después de la entrada en vigor de nuevas leyes destinadas a frenar el flujo de "asesinatos por honor".

El impactante asesinato de la estrella de las redes sociales Qandeel Baloch, perpetrado por su hermano el mes de julio de 2016, centró la atención en una epidemia de crímenes en nombre del honor y provocó un nuevo impulso para cerrar las lagunas permitiendo que los victimarios salgan libres.

Baloch, una modelo y actriz a la que algunos llamaban la "Kim Kardashian paquistaní", era idolatrada por miles de jóvenes por sus atrevidas publicaciones en las redes sociales, y criticada por las mismas razones por los conservadores.

"Por supuesto que la estrangulé", declaró orgulloso su hermano dos días después del crimen, en una rueda de prensa organizada por la policía.

El año pasado, en octubre, la sesión conjunta de ambas cámaras del parlamento finalmente aprobó dos proyectos clave pro-mujeres que habían estado pendientes de aprobación durante mucho tiempo.

El movimiento en ese momento fue cautelosamente aclamado por los activistas de los derechos de las mujeres. Sin embargo, más de un año después, los abogados y activistas dicen que los asesinatos por honor siguen ocurriendo a un ritmo alarmante.

Al menos 280 de esos homicidios fueron registrados por la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán desde octubre de 2016 hasta junio de este año, una cifra que se considera subestimada e incompleta.

La legislación ordena la cadena perpetua por homicidios de honor, pero la decisión del juez de definir si es un crimen de honor queda a discreción del magistrado.

Eso significa que los culpables pueden simplemente reclamar otro motivo y aún así ser perdonados, según Farzana Bari, una activista ampliamente respetada y directora del Departamento de Estudios de Género en la Universidad Quaid-i-Azam de Islamabad.

Debido a una polémica disposición del derecho islámico, las familias podían "perdonar" a los asesinos a cambio de una indemnización (diyat o "dinero de sangre").

La policía alienta también con frecuencia a las dos partes a ponerse de acuerdo sobre el "dinero de sangre", evitando así una mayor sobrecarga de un sistema judicial paquistaní saturado.

UCSLP - LOCALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.