La noticia antes que nadie

Habemus Auditora

CONTENIDO NETO

Leopoldo Pacheco | 01/11/2017 | 00:36
Y LA PREGUNTA QUE necesariamente era al salir de la toma de protesta en el Congreso del Estado fue ¿si no sentía haberse sacado la “Rifa del Tigre”? Rocío Cervantes Salgado se convierte en la primera mujer en encabezar este organismo desde su creación, hace más de 10 años, y en el cual ella ha laborado como dijo, la mitad de su vida. Sin embargo eso no le garantiza que las cosas sean más fáciles después de que recibe un organismo que ha sido fuertemente criticado a raíz de los escalonados escándalos de los que ha sido objeto, sobre todo en los últimos meses.
 
LA AUDITORÍA SUPERIOR DEL Estado, el ente fiscalizador responsable de la vigilancia del manejo de los recursos públicos y del correcto desempeño de sus funcionarios, de acuerdo con la ley. Un organismo que desde su creación ha sido objeto de múltiples modificaciones para mejorar su alcance, mayores atribuciones, mayor presupuesto para contratar cada vez más, una planta de profesionales técnicos en auditoría y contabilidad a fin de ampliar su cobertura. Toda una serie de medidas con la finalidad de generar confianza. Confianza que se quebró igual que la estrepitosa caída de un enorme espejo que ahora, a marchas forzadas están intentando pegar, y en donde la gran apuesta es que se pueda unir de nuevo.
 
ARGUMENTANDO PROBLEMAS DE salud, el anterior titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), José de Jesús Martínez Loredo, presentó su renuncia ante el Congreso del Estado, hecho que se da en medio de un escándalo de corrupción protagonizado por el diputado Enrique Flores Flores. Todo esto dio como resultado incluso que se tuviera que reponer nuevamente el proceso de revisión de las cuentas públicas, que aún es parte de la tarea que está desempeñando el organismo y que se suponía que ya habría concluido para estos momentos. Este asunto ya se ha judicializado, se le ha retirado el fuero al ex legislador panista Flores Flores, y se presume que puede ser el señor Martínez Loredo, objeto de un proceso de responsabilidades por evidentes faltas en la Ley de los Servidores Públicos. Sin duda, para que concluya este episodio aún hay tiempo por delante.
 
ENTONCES SI NO PERDEMOS DE vista los retos que aún tienen el Congreso del Estado, en esta Legislatura que ha sido fuertemente señalada por la opinión pública local y nacional, tampoco podemos perder de vista que los resultados de lo que se presume será un nuevo capítulo en materia de fiscalización, se abre ante nosotros con más que ideas y buenos propósitos, sino con el firme convencimiento de la necesidad de resultados reales en el mediano plazo.
 
LA ELECCIÓN DE LA NUEVA auditora no obedece a un capricho político ni de partidos, desde mi humilde punto de vista. Puede ser resultado de una estrategia, si quiere verse de esa manera, ante la necesidad de vindicar con experiencia y con un equipo planamente empapado del trabajo técnico que requiere el Congreso del Estado, la Comisión de Vigilancia a través de la actuación de la Auditoría Superior, a pesar de los muchos que entregaron currículos, realizaron entrevistas y pusieron por delante lo que consideraron su mejor carta para hacerse cargo de esta responsabilidad, al margen de intereses políticos, partidistas o de colores, cualesquiera que estos hubiesen sido.
 
AL FINAL DEL DÍA EL HUMO BLANCO desprendido al cielo en el zenit del Congreso del Estado refiere a la reunión de ese conclave legislativo, del cual tampoco podemos desprender a las instituciones políticas, para que las decisiones sean eminentemente ciudadanas, porque entonces estaríamos cayendo en el error de entender verdaderamente cómo es que un parlamento está conformado. Se supone que en esta ocasión se tienen como meta alcanzar la vindicación, al cuarto para la una, aunque sea de esta Legislatura que muchos agradecen ya se acabe. La decisión que desde el palacio de gobierno se asegura, no ha tenido presión ni injerencia alguna. El momento que explican los diputados, tenía que llegar para que finalmente se pueda curar en cierta medida el daño que a nivel mediático se le ha causado al trabajo del Congreso del Estado y que provocó que más de un sector se fuera a manifestar en contra de los diputados, cada vez que hubiera ocasión durante las sesiones que celebra este Poder Legislativo.
 
ENTONCES HABRÁ QUE ESPERAR que el espejo roto se pegue y se vea… aunque no se aprecie igual.
 
HASTA LA PRÓXIMA.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.