La noticia antes que nadie

Huka Pendel, motocicleta para silla de ruedas

El conductor podrá subir con la silla directamente sobre la plataforma. Para conseguirlo este scooter de tres ruedas puede agachar su parte trasera y desplegar una pequeña rampa.

Agencia | 31/10/2017 | 20:08
Huka es una empresa con sede en Oldenzaal (Países Bajos) que desde hace más de 40 años llevan creando bicicletas de todos los tipos y formas. En su búsqueda por crear soluciones de movilidad sencillas y para todos los usuarios se han atrevido, pasando por encima el concepto de bicicleta eléctrica, con un concepto de scooter para personas con movilidad reducida.
 
Porque sí, aquellos que van en silla de ruedas también tienen una opción para disfrutar de la movilidad que puede aportar un scooter eléctrico. Esta solución se llama Huka Pendel y está dispuesta a ofrecer un extra de independencia ya que no requiere de la asistencia de nadie para su utilización.
 
Cuando una persona con movilidad reducida quiere desplazarse en un vehículo normalmente tiene el inconveniente de tener que gestionar el qué hacer con su silla una vez dentro del coche si no es uno adaptado. Las conversiones necesarias para que un usuario de silla de ruedas pueda subir sin ayuda y ponerse al volante suelen tener costes elevadísimos que no están al alcance de todos.
 
Aquí es donde la idea de Huka tiene un especial interés, puesto que el conductor podrá subir con la silla directamente sobre la plataforma para ponerse directamente a los mandos del Pendel. Para conseguirlo este scooter de tres ruedas puede agachar su parte trasera y desplegar una pequeña rampa.
 
A partir de ahí sólo habrá que asegurar la silla al pequeño triciclo y ponerse a conducir. La velocidad máxima del Pendel es de 25 km/h gracias al motor eléctrico colocado sobre el lateral izquierdo de la rueda delantera y tiene una autonomía de 60 km.
 
Los precios del Pendel parten de los 11.811 euros a lo que se pueden añadir una infinidad de configuraciones diferentes en función de las necesidades de cada conductor, desde plataformas de diferentes tamaños a asideros adicionales para el acceso o diferentes tipos de personalizaciones únicas.
 
Suponemos que por cuestiones de homologación el casco no será obligatorio, aunque tampoco estaría de más para reforzar la seguridad de un vehículo que no tiene por qué caerse. Nunca está de más ser prevenido.
 
Además de generar una mayor independencia, está concebido y homologado como un vehículo de asistencia para discapacitados por lo que podría ser susceptible de recibir subvenciones. Así que bien por Huka, que está ofreciendo alternativas a quienes más valoran el poder moverse con autonomía.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.