La noticia antes que nadie

Datos que no sabías sobre la tartamudez

Es un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular.

Agencia | 31/10/2017 | 16:52
El lenguaje oral es nuestra principal arma para comunicarnos, sin embargo, en ocasiones puede fallar por la aparición de trastornos funcionales del habla como las dislalias, la dislexia o la tartamudez.
 
¿Qué es?
 
La tartamudez es la difluencia más habitual; un trastorno del habla que consiste en una alteración del ritmo y la fluidez verbal, que se caracteriza por repeticiones indeseadas de sílabas, palabras o frases, acompañadas de interrupciones espasmódicas de la conversación, que producen angustia y son difíciles de controlar.
 
También, es un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés. Sentimientos que son comunes, y muchas veces severos en las personas que tartamudean son vergüenza, miedo, ansiedad, enojo y frustración. Una sensación de falta de control es común en quienes tartamudean, todo lo cual muchas veces es causa de depresión.
 
El discurso de la persona que tartamudea con frecuencia incluye repeticiones de palabras o partes de las palabras, además de prolongaciones de los sonidos del habla. Estas disritmias se dan con más frecuencia entre las personas que tartamudean que entre la población general. Algunas personas que tartamudean parecen estar muy tensas o "jadeantes" al hablar. Se puede experimentar una parada o un bloqueo total del discurso. El bloqueo del discurso se manifiesta cuando la boca está en posición para emitir un sonido, algunas veces durante varios segundos, llegando a emitir sólo un sonido parcial o sin emitir sonido alguno.
 
Tipos
 
-Tartamudez Clónica: es la más conocida (se ha utilizado mucho para conseguir efectos cómicos en el cine o en el teatro), consiste en la repetición involuntaria de sílabas o palabras.
 
-Tartamudez Tónica:  Se producen espasmos que detienen o interrumpen la conversación, y puede deberse a una inmovilidad muscular fonatoria que bloquea totalmente la emisión de sonidos.
 
¿Cómo diagnosticar la tartamudez? 
 
Identificar la tartamudez en el discurso de una persona puede parecer tarea fácil. Las disritmias son con frecuencia "obvias" e interrumpen el proceso de comunicación de la persona. El oyente por lo general puede detectar la tartamudez del hablante. Al mismo tiempo, sin embargo, la tartamudez puede afectar más que el habla observable de la persona. Existen características del habla de la persona que tartamudea que no son tan fáciles de detectar para el oyente. Por lo tanto, para diagnosticar la tartamudez se precisa la destreza de un patólogo del habla y el lenguaje (también llamado en español logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra) certificado por ASHA.
 
Y aunque esta produce muchas dificultades al hablar, existen ciertas personalidades que han logrado superarse a sí mismas y a la tartamudez demostrando que no hay barreras para perseguir sus sueños. 
 
Jorge VI de Inglaterra
 
The King's Speech es la historia de cómo el rey Jorge VI de Inglaterra venció el miedo de hablar (era tartamudo) y llegó a ser uno de los líderes más influyentes durante la Segunda Guerra Mundial. La premiada película sacó a la luz un trastorno del habla que afecta a más de tres millones de estadounidenses: la tartamudez.
 
Marc Anthony
 
El cantante "newyorican" confesó que era tartamudo de pequeño. Era tanta su angustia al quererse comunicar que prefería cantar que hablar. "De allí nació ese respeto que tengo por la música", dijo en una entrevista en la ceremonia de los Billboard Latinos del 2014.
 
Marilyn Monroe
 
Fue el ícono de la sexualidad en los 50's y 60's. Además de esconder sus romances y amantes, la actriz escondía su tartamudez. Se dice que su voz suave y sensual que cautivó a tantos de sus "fans" era su manera de esconder este problema que la perseguía desde la niñez.
 
James Earl Jones
 
Una de las ironías de Hollywood por tener una de las voces más reconocidas: Jones le dio vida al personaje de Darth Vader en "Star Wars" y a Mufasa, el padre de Simba, en El Rey León. Nadie se imaginaría que de niño era casi mudo por un tartamudeo severo que le duró casi ocho años. Recuerda las burlas que recibía en la escuela, y atribuye su recuperación a un profesor de inglés que lo introdujo al mundo de la poesía. 
 
Nicole Kidman
 
La actriz dijo a Starpulse que la película "The King's Speech" la sensibilizó de manera especial. "Yo sufrí de tartamudez, y recuerdo a todas las personas diciéndome: "piensa, organiza lo que quieres decir y luego habla". Kidman dice que ese problema fue, en parte, lo que la impulsó a ser actriz.
 
 
Porky
 
Sin dudas el tartamudo más famoso es el cerdito Porky, de Looney Toons. Aunque Warner fue demandado por The National Stuttering Project, que acusaba al cerdito de no ser una buena figura del tartamudo, lo cierto es que Porky logró hacer hablar a todos sobre la tartamudez. Con su habla especial y con su famosa frase: "th,th, th,th,th... That's All Folks!". 
 
Al final de cuentas, no hay nada que alguien no haría por perseguir sus sueños.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.