La noticia antes que nadie

Las tumbas dicen mucho de los muertos: sepulturero

Para saber sobre la vida de los muertos, sólo hay que poner atención a sus lápidas o entierros, estimó.

Notimex | 30/10/2017 | 10:14

En muchas culturas se tiene la idea de que las cosas inanimadas pueden comunicarnos algo, y eso puede escucharse especialmente perturbador en el caso de las tumbas que se encuentran en los cementerios.

Pero el sepulturero de esta frontera de Sonora, Luis Trinidad Zúñiga, considera que los sepulcros pueden decirnos mucho sobre los muertos, tanto de su vida como de la relación que tuvieron con los demás.

Explicó que de la manera en que una persona está enterrada, se puede saber si fue rica o pobre, cuántos años tenía, a veces de dónde fue originaria, su nombre y cómo se llaman algunos de sus familiares.

“Si ves una tumba muy arreglada es que lo visitan seguido. También si está grandota, pues fue rico. Hay letras muy bonitas que les ponen a unas”, comentó.

Hasta se puede saber el cariño que le tienen o tuvieron sus parientes, con los mensajes que le dejaron o por los arreglos y el cuidado o descuido que tiene la tumba, dijo.

Para saber sobre la vida de los muertos, sólo hay que poner atención a sus lápidas o entierros, estimó.

Comentó que tiene varios años que acude al Panteón Municipal de San Luis Río Colorado, donde ayuda a hacer los hoyos, pero no trabaja en el ayuntamiento, sino que sólo ayuda a hacer los hoyos y enterrar a la gente.

Explicó que de las propinas puede obtener algo de dinero para completar el gasto familiar, el cual obtiene mayormente de su trabajo como herrero en la colonia 10 de Abril, que es vecina del camposanto.

Por otra parte, y de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y de la Federación Médica de Sonora, en 2015 fallecieron en la entidad, un total de 16 mil 658 personas de todas las edades.

Indicaron que entre las principales causas de mortalidad en territorio sonorense se encuentran, en ese orden, enfermedades del corazón, tumores malignos, diabetes y el rubro conocido como accidentes.

En el caso de las enfermedades del corazón, murieron en ese año tres mil 324 sonorenses, lo que equivale casi al 20 por ciento del total de decesos, y lo cual está relacionado principalmente con el sedentarismo y el sobrepeso, señalaron.

Por otra parte, los tumores malignos se llevaron a dos mil 625 personas, es decir, el 15.7 por ciento del total, y en donde intervinieron factores como el tabaquismo, consumo de alcohol y la falta de detección oportuna.

En tercer lugar se encuentra la diabetes, que significó la pérdida de la vida para mil 824 residentes de Sonora, un 11 por ciento relacionado también con sedentarismo, sobrepeso y descuido.

La cuarta principal causa de fallecimientos en el estado fueron los accidentes, que sumaron mil 108 decesos, equivalentes al 6.6 por ciento de la cifra global, precisaron.

De acuerdo con dichas instituciones, la enseñanza sobre la mortalidad en Sonora es que hay que alimentarse más sanamente, dejar las adicciones, ejercitarse y estar al pendiente de los índices corporales, para evitar ser parte de las cifras.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.