La noticia antes que nadie

Super Mario Oddyssey, ¿el juego del año?

Sin duda en 'Super Mario Odyssey' tenemos al Mario más completo y ágil que haya existido con una amplia variedad de saltos y ataques donde elegir.

Agencia | 26/10/2017 | 18:49
Se ha hecho de rogar y hay que ver lo larga que se ha hecho la espera, pero por fin ya lo podemos decir alto y claro: Mario ha vuelto con su primera aventura para Nintendo Switch con 'Super Mario Odyssey'. La nueva entrega del aclamado personaje de la gran N llega a nuestras casas con un título que apunta a convertirse en uno de los grandes candidatos a ser proclamado juego del año.
 
En los últimos años a Mario le hemos visto protagonizar videojuegos de todo tipo, pero aquellos que pertenecen a la serie principal se han dividido en títulos de plataformas en 2D y otros que apostaban por el 3D, a su vez divididos por niveles con un principio y un fin. Todos han sido unos juegazos imprescindibles, pero ¿por qué los últimos nos han generado la misma expectación que éste?
 
¿Acaso es por lo mal que le fue a Wii U? ¿No eran tan buenos juegos como parecían? Ni lo uno, ni lo otro. Solo hay que echar un vistazo al pasado y fijarnos en 'Super Mario 64', 'Super Mario Sunshine' o 'Super Mario Galaxy'. Los tres siguen presentes en nuestra memoria como si los acabásemos de jugar ayer y guardan un aspecto en común: su jugabilidad, como es el hecho de que transcurrían en escenarios similares a un mundo abierto.
 
Ese es precisamente uno de los detalles más característicos de 'Super Mario Odyssey', pero no el único. Para que un videojuego de Mario triunfe es muy importante, entre otras cosas, su jugabilidad, porque este apartado es precisamente uno de los más que más destaca y que por lo general suele ser brillante, así que eso es en lo que nos hemos querido fijar precisamente para asegurar si estamos ante una obra maestra o no.
 
Con el paso de los años Mario no ha perdido facultades ni se ha vuelto más viejo. Más bien es todo lo contrario, se podría decir que el sumar un número más a su edad le sienta cada vez mejor porque va ganando más movimientos y habilidades. Sin duda en 'Super Mario Odyssey' tenemos al Mario más completo y ágil que haya existido con una amplia variedad de saltos y ataques donde elegir.
 
En gran medida eso se debe a su fiel compañero en esta aventura, que no es otro que Cappy. Este espíritu se fusionará con la gorra de Mario para acompañarle en todo momento y otorgarle de paso una de las grandes novedades de este juego, que es la de meterse en la piel de otros personajes o enemigos que se vaya encontrando, ya sea un Goomba o un Bill Bala o hasta objetos como un poste eléctrico o un trozo de carne.
 
Gracias a ello Mario adoptará las habilidades de los enemigos que capture y que serán de gran utilidad para desplazarse por los escenarios de una forma que no podríamos conseguirlo normalmente. Uno de estos grandes ejemplos lo tenemos con las bolas de fuego que surgen de la lava, siendo esta la única manera de navegar por ella sin quemarnos o también capturar a un dinosaurio con alas para planear por el aire y así alcanzar nuevos lugares.
 
Cada uno de los escenarios cuenta con sus propios enemigos y elementos que podremos capturar, lo que consigue que el juego no deje de sorprendernos en ningún momento y acabemos lanzando la gorra por todas partes solo por el simple hecho de descubrir en qué podemos convertirnos. En este sentido una de las transformaciones que más me sorprendió y me hizo soltar una carcajada fue que Mario capturó una cremallera que estaba pegada a un muro para así abrirlo y generar un nuevo camino.
 
Y esto no es más que una pequeña parte de las posibilidades que ofrece la habilidad de captura. No obstante, la ayuda de Cappy también servirá para que Mario pueda ejecutar saltos nunca vistos en la saga y ataques que implicarán lanzar la gorra donde queramos. El uso de los Joy-Con es simplemente magistral porque responden a la perfección a la hora de apuntar en la dirección en la que queremos que vaya la gorra o para que gire a nuestro alrededor brevemente. Desde luego nunca nos habíamos imaginado lo que podía dar de sí esta prenda tan icónica de Mario.
 
Como bien comentábamos anteriormente, la mecánica de 'Super Mario Odyssey' no es que sea revolucionaría en la saga y algo que no hayamos visto, pero es una fórmula que funciona y que te atrapa en todo momento. Mario y Cappy viajarán por todo el mundo con una nave llamada Odyssey con la que recorrerán todo tipo de escenarios con un tamaño simplemente gigantesco y que nos llevará horas el recorrerlos de arriba a abajo.
 
Siempre tendremos una misión principal que deberemos cumplir para obtener energilunas, las cuales servirán para activar la Odyssey y así viajar a nuevas zonas. Aun así, en cada escenario habrá infinidad de secretos aguardando a ser descubiertos y que esconderán también más energilunas. Por lo tanto, no todo consistirá en ir del punto A al punto B, sino que a veces deberemos eliminar a algún enemigo en concreto, encandilar a una "hermosa" Goomba, recoger objetos que haya esparcidos por el mapa o incluso fijarnos en la vibración de los Joy-Con para sentir qué se esconde en el suelo.
 
Tras varias horas jugadas uno no tiene la sensación de haberlo visto todo, porque cada escenario parece un juego diferente por las mecánicas que presentan y que están implementadas a la perfección. La curva de aprendizaje es maravillosa porque empiezas sin saber casi nada y según vas avanzando el propio juego te va enseñando qué puedes llegar a hacer acorde a las misiones que nos irán encomendando, hasta el punto de llegar a cuestionarnos si Mario tendrá algún límite.
 
Quizás el único inconveniente que se le podría echar en cara es que, por muy orientado que esté para todos los públicos, la dificultad de 'Super Mario Odyssey' se mantiene en un nivel medio. No llega a ser un reto demasiado complicado, pero tampoco está adaptado para cualquier persona, sobre todo para aquellos que sean más inexpertos en videojuegos al haber ciertos niveles que requerirán que dispongamos de una gran soltura con los mandos para recorrer los niveles o hacer frente a los jefes finales que irán apareciendo.
 
Lo bueno que tiene Mario es que es casi imposible decir que tiene dos juegos que sean exactamente iguales o muy parecidos entre uno y otro. Todos disponen de una jugabilidad que los convierte en aventuras únicas que han tratado de adaptarse a las nuevas generaciones y sobre todo a las posibilidades que ofrecían las consolas en las que eran publicados.
 
He de confesar que 'Super Mario 64' y 'Super Mario Galaxy' los tengo en un altar porque consiguieron sorprenderme realmente y han logrado darme ganas de pasármelo varias veces por la genialidad que presentan en todos sus aspectos. Esa misma sensación es la que he vuelto a vivir con 'Super Mario Odyssey' que hace que esté deseando encender de nuevo la Nintendo Switch para salir en búsqueda de más energilunas y averiguar qué más desafíos me está reservando.
 
El que Nintendo haya vuelto a obligarnos a sacar nuestra vena más exploradora ha sido todo un acierto y sobre todo me ha recordado en grandes rasgos a 'Super Mario 64' y más aún a 'Super Mario Galaxy'. Principalmente por el hecho de que, cada vez que obtienes una energiluna importante, el escenario se modificará y se adaptará a las últimas acciones que hayamos realizado, lo que implica que el mapa que conoceremos originalmente no será el mismo que veamos cuando lo completemos al 100%.
 
Además, le sucede algo muy parecido que a sus otras grandes aventuras. Si bien habrá algunos objetivos que serán más sencillos de llevar a cabo, habrá otros en los que deberemos dar lo mejor de nosotros mismos, pero sobre todo no podemos evitar hacer hincapié en lo de examinar al detalle cada rincón de cada escenario que, dicho sea de paso, serán simplemente mágicos, bellos y de lo mejor que hemos llegado a ver en toda la saga.
 
Y eres de los que les va más lo retro o lo clásico, no te preocupes, porque algunas zonas transformarán a Mario en su versión 2D del primer 'Super Mario Bros.', modificando de paso los temas musicales adaptándolos a cómo sonaban las melodías de la época de los 8 bits.
 
Al principio ya lo dijimos. Para que un Mario triunfe de verdad es importante que su jugabilidad sea sobresaliente y en el caso de 'Super Mario Odyssey' va mucho más allá. Nos faltan calificativos para valorar lo que supone embarcarse en esta nueva aventura para salvar a la Princesa Peach de las garras del malvado Bowser.
 
Lo que sí se puede asegurar sin ninguna duda es que 'Super Mario Odyssey' es otra gran obra maestra de Nintendo, una de las grandes sorpresas del año y el rival más duro con el que se ha podido encontrar 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild' para ser el GOTY 2017.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.