La noticia antes que nadie

Los perros también duermen mal por causa del estrés

La mayoría de la gente sabe por experiencia que los días estresantes pueden conducir a noches de insomnio,

Notimex | 25/10/2017 | 23:22
Los perros, como los humanos, a menudo sufren problemas para dormir después de experimentar dificultades emocionales, según publican científicos húngaros en Proceedings of the Royal Society B.
 
La mayoría de la gente sabe por experiencia que los días estresantes pueden conducir a noches de insomnio, pero se ha hecho poco trabajo, señalan los investigadores, para descubrir si lo mismo es cierto para otros animales. En este nuevo esfuerzo, buscaron aprender más registrando las ondas cerebrales de los perros mientras dormían.
 
Para averiguar si los patrones de sueño en los perros cambian debido a situaciones estresantes antes de dormir, los investigadores --liderados por Anna Kis, del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Psicología de Hungria--solicitaron la asistencia de 16 perros de diferentes razas y sus dueños.
 
Cada uno de los perros fue sometido a una experiencia positiva o negativa. Una experiencia positiva fue algo que le gustaba al perro, como ser acariciado o jugar a coger objetos. Las experiencias negativas incluyeron estar atados a una puerta durante un período de tiempo mientras el propietario lo ignoraba o cuando un investigador le miraba amenazadoramente directamente a los ojos.
 
Todos los perros fueron equipados con sensores EEG, y después de registrar sus experiencias positivas o negativas, se les permitió ir a un lugar designado para descansar.
 
Los investigadores informan en su estudio que los perros que habían experimentado un evento estresante fueron a dormir aproximadamente el doble de rápido que los perros relajados, un comportamiento que se ha visto antes. Investigaciones previas sugieren que los perros intentan separarse lo más rápido posible de sus sentimientos estresantes. A todos los perros se les permitió dormir hasta tres horas mientras los investigadores monitoreaban sus ondas cerebrales.
 
Encontraron que aquellos perros que habían pasado por experiencias negativas gastaron en promedio 20 minutos menos de sueño profundo que los perros que tuvieron experiencias positivas. No lo pasaron despiertos, sin embargo, simplemente tuvieron más minutos de sueño REM.
 
Los investigadores sugieren que una sola mala noche para un perro no es probable que cause un gran problema, pero si las experiencias negativas ocurren regularmente, podría significar problemas. Estudios anteriores han demostrado que los perros, como los humanos, retienen mejor el aprendizaje cuando obtienen buenas noches de sueño.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.