La noticia antes que nadie

Nuestro destino en la encrucijada

ENTRE PAPELES

Pedro Cervantes Roque | 21/10/2017 | 00:29

La Boruca

 

NO ES NECESARIO SER UN experto historiador para analizar lo sucedido en un siglo, el más reciente, dirán los puristas, en nuestro Estado. San Luis Potosí está habitado por gente luchadora, que persiste en busca de su bienestar aunque al hacerlo haya enfrentado dificultades a veces exageradas.

 

DOÑA MARÍA FRANCISCA DE LA Gándara Cardona de Calleja, la única virreina criolla que tuvo la Nueva España, originaria de la hacienda de San Juan de Vanegas, fue esposa del virrey Félix María Calleja y parece haber heredado las ilusiones “reales” que aún afloran en cada evento social en esta ciudad, asiento de casi todas las diferencias político-sociales que nos han convulsionado.

 

LA ESTRATIFICACIÓN SOCIAL HIZO de San Luis un pueblo engañoso. Pareciera que somos ricos pero tal parecer está muy lejos de la realidad. Se mueven aquí pocos pesos en comparación con otras entidades vecinas. Para colmo, siempre rechazamos lo que -en realidad- nos ha permitido avanzar.

 

LOS CACICAZGOS DE SAN LUIS han desaparecido en su forma típica. La diversificación y alternancia han configurado otras formas de reparto del poder en paralelo con la acumulación de riqueza de origen oscuro y turbio. Las confrontas sucedidas a lo largo de un siglo de paciente espera nos han agotado al extremo de perder el aliento en más de una ocasión.

 

HA DE SER POR ESO QUE, FRENTE a un evento como la Cumbre de Negocios que inaugura el presidente Enrique Peña Nieto mañana en el Centro de Convenciones local, la pasividad de los potosinos es una expresión de alejamiento de lo que para otras entidades del país debería ser un signo alentador y motivo de confianza para el futuro de nuestro estado.

 

LA OPORTUNIDAD ES QUE SAN Luis acelere el proceso de desarrollo, aún corriendo todos los riesgos de una concentración industrial en la capital, mientras el resto del territorio de San Luis conserva sus penurias largamente sufridas. Se hablará aquí de las situaciones derivadas de un tratado trilateral de libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México, o de la elección presidencial desde el punto de vista del sector empresarial mexicano. Pero no hablaremos de nuestros problemas económicos, políticos y sociales porque estarían fuera de foco.

 

AL EVENTO ACUDEN DESTACADAS personalidades del mundo de los negocios, pero también del mundo académico, de la comunicación y de la diplomacia. Ventilarán sus temas considerando escenarios globales, regionales, pero no locales. Hay dos siglos de diferencia entre el virreinato y nuestro tiempo presente, pero tendremos que asumirlo y concedernos el reposo necesario para tomar las mejores decisiones.

 

OBVIO ES QUE EL ESTADO PISA los primeros escalones de un nuevo futuro, se acerca al ideal de atraer inversiones, pero todavía habremos de conservar nuestras taras y problemas porque todavía no somos un pueblo que genere su propia riqueza, que construya su propio destino y revertir el proceso de desarrollo hasta alcanzar el día en que acumule el suficiente capital para exportarlo, dejar de ser escenarios óptimos para empleadores externos y generar los capitales propios, exportables a otros estados y países.

 

DECIR “LA GENTE DE SAN LUIS” es hacer uso de una figura del lenguaje para hacer referencia a la estadía empresarial, no al origen del que procede. Un análisis de lo que esto significa tal vez no requiera más tiempo y esfuerzo que darle a nuestro análisis la simplificación de considerar como “de San Luis” todos los productos que aquí se manufacturan, independientemente de los orígenes del capital que se encarga de producirlos. Una visión global nos permitirá superar las barreras que hoy nos obligan a toda comparación odiosa.

 

OBSERVAR LO SUCEDIDO EN DOS siglos en San Luis podría resultar agobiante, pero nunca mejor momento para la reflexión que hoy, cuando la revisión de cuentas está de moda y la posibilidad de conducir nuestro destino sin las taras que producen los eternos alegatos entre políticos montados en la gama de ideologías partidistas de distinto signo, abren panoramas desconocidos por distintos, en tanto el aliento se recobra.

 

LA BORUCA

La dirigencia estatal de Canacintra debe tener más cuidado con lo que hace. Una obra anexa a su edificio -desde luego, de su propiedad- es motivo para que el prepotente constructor cierre dos carriles de la prolongación de Chapultepec y se origine un congestionamiento enojoso. Luego se preguntan por qué la gente no los quiere. ¿Será por esto?

+++

Mientras, las obras en Carranza seguirán idénticos ritmos de trabajo que en el pasado. Lo complicado de circular en San Luis produce malestar en la gente local, pero quienes vienen de visita sufren de verdad sin que haya una autoridad que oriente la circulación. Los elementos de la policía vial se desaparecen del paisaje y ¡háganse bolas!

+++

El andador de la Avenida Himalaya, en Lomas, se ha convertido en el cagadero de perros más grande de México. La contaminación que produce la situación va desde los olores desagradables hasta el reparto de bacterias que hace el viento hacia los restaurantes que funcionan en esa vía.

+++

La “gallardía” se perdió. Dobló las manos. El castigo fue duro. Ora falta ver las contras…

+++

Cuando de conflictos políticos locales se habla, todo mundo vuelve la vista a la oficina que ocupa el ala norte del palacio de gobierno, pero nadie encuentra señales de vida, de actividad real. Y, para colmo, Ángel Castillo, ex subsecretario de enlace interinstitucional, se lanza contra la estructura que alguna vez le dio abrigo… ¿Tendrá razón?

+++

Los elementos en la fila del poder en el ámbito universitario han sufrido cambios importantes. Lo interesante es ver cómo avanza.

+++

Gustavo Puente Orozco reveló que el gobierno ya tiene empresas pretendientes del terreno que dejó Ford Motor Company en la zona de Villa de Reyes: “La agencia Pro-SanLuis trabaja con 120 proyectos de los cuales 73 por ciento son industriales, buscamos que no todo sea automotriz ni todo sea de Estados Unidos; a finales de año visitaremos Shangai otra vez porque dos empresas, que atraerían grandes inversiones colaterales, podrían venir a las 280 hectáreas que tenía Ford y que están listas y equipadas, como ningún otro terreno en México”… Lo dijo al comparecer en la glosa parlamentaria del segundo informe de gobierno.

+++

¡CALLEN ESA BORUCA!

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.