La noticia antes que nadie

BUENAS NUEVAS PARA ASPIRANTES SENATORIALES

Kiosko

Miguel Ángel Guerrero | 19/10/2017 | 10:34

Como buenas noticias para varios de nuestros políticos aldeanos que se han sumado a la corriente de simpatizantes de los aspirantes a la candidatura presidencial del PRI puede considerarse el contenido de la columna llamada Arsenal publicada ayer en el periódico Excélsior cuyo autor es el periodista de origen potosino Francisco Garfias en el que da cuente de cómo el presidente Enrique Peña Nieto en un encuentro con periodistas en Los Pinos,prácticamente aceptó que el abanderado del tricolor saldrá del grupo integrado por el secretario de hacienda José Antonio Meade, el de educación Aurelio Nuño, el de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y el de salud José Narro, lo que debe llenar de satisfacción a los aspirantes a la candidatura senatorial esperanzados a ser “palomeados” en la lista al llevarse la candidatura el que sabe de sus intenciones entre los que se encuentran José Luis Ugalde, Enrique Galindo, Alejandro Leal y Joel Ramírez así como otros más.

Por esa razón, y por la luz que arroja en torno a lo que piensa en estos momentos EPN sobre su eventual sucesor transcribimos textual la columna del paisano Garfias titulada:”El candidato presidencial del PRI estuvo en Los Pinos”pues también relata ciertos comentarios que el presidente les hizo en corto a algunos periodistas invitados a la reunión celebrada el pasado 17 del mes en curso acerca del ritual que enmarcará la sucesión presidencial y que por ser de interés general a continuación presentamos, dice:

“¿ Está en el salón el futuro candidato del PRI a la Presidencia de la República?

La pregunta fue formulada al presidente Peña durante la reunión que sostuvo ayer con decenas de comunicadores en el Salón Adolfo López Mateos de Los Pinos.

El tema arrancó sonrisas, enigmáticos intercambios de miradas, murmullos y hasta risas.

En la rectangular mesa del salón se encontraban —de izquierda a derecha— los cuatro “destapados” por el senador Emilio Gamboa: Nuño, Osorio, Meade y Narro.

El ausente era el quinto aspirante: Enrique de la Madrid. No lo invitaron.

En su intervención inicial, el presidente Peña había dicho que quería exponer cómo iban las etapas de reconstrucción, pero abrió la rendija a otros temas que le quisieran preguntar.

Eso dio margen para que este reportero le hiciera la pregunta con la que abre este texto, no sin antes dejar claro que, por lo que implicaría una respuesta suya, entendería su silencio.

Peña Nieto aprovechó “la comprensión” del reportero y replicó: “No te voy a responder”.

-¿De plano? —preguntamos.

-De plano —nos dijo.

No insistimos.

 

Ya al final de la charla Enrique Peña retomó espontáneamente el tema de la presencia del próximo candidato del PRI. Se había quedado con la mosca en la oreja.

Antes de levantarse, el primer mandatario se dirigió, en el micrófono, al que esto escribe para preguntarle: 

“Francisco, ¿te dije que el que calla, otorga?”

Fue suficiente para confirmar que allí estaba el próximo candidato presidencial del PRI.

 La cosa se puso mejor cuando Peña Nieto, después de concluida la reunión, nos habló en corto a media docena de los convocados que intencionalmente nos quedamos rezagados en el Salón López Mateos.

El Presidente nos vio. Cuando nos acercamos, sin mediar pregunta, soltó: “Sí estaba, claro que estaba…”, nos dijo, en referencia al próximo candidato presidencial del tricolor”.  

Miguel Osorio observó la escena. Ya de salida, interrogó: “¿Te respondió?” Le dijimos que sí.

Sin decir más, el titular de Gobernación se despidió y se fue.

En esos diez minutos finales, ya fuera de la reunión formal, el Presidente dijo más que en toda la reunión.

De su plática nos quedó claro que seguirá la “liturgia” que ha prevalecido desde antes de que el PRI fuera el PRI: la última palabra sobre el candidato a sucederlo la tendrá el Presidente de la República.

Mucho se comentó en los pasillos el hecho de que Meade fue el único que entró con el presidente Peña al Salón López Mateos y saludó de mano a cada uno de los asistentes.

 

En sus lugares se encontraban ya los otros tres mencionados.

Y para los que les gusta interpretar señales: a pregunta de Pascal Beltrán del Río, el presidente Peña consideró que es cosa del pasado la advertencia del fallecido líder obrero Fidel Velázquez: “El que se mueve no sale en la foto”.

Hoy es al contrario: “Yo los veo muy movidos”, dijo el Presidente de la República, al tiempo que tocaba en el hombro a los secretarios de Gobernación y de Hacienda.

 La renuncia de Raúl Cervantes a la PGR y el asunto del fiscal general fue tema dentro y fuera de la reunión.

A los comunicadores que asistieron a Los Pinos les aclaró que él no propuso  que la designación del fiscal general se aplazara hasta el 2018.

Dejó en claro que el nombramiento podría darse si en el Senado logran aislar el tema de la efervescencia política que tenemos por las elecciones que se vienen.

Ya más en corto manifestó que, a la distancia, se arrepiente de haber dado luz verde a la transformación de la Procuraduría General de la República en Fiscalía General.

 

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.