La noticia antes que nadie

Los peores alimentos para consumir y sus alternativas sanas

Existe la posibilidad de que cometas errores con tus elecciones de comida sin siquiera darte cuenta

Agencia | 18/10/2017 | 12:17

Si consumes alimentos como frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras probablemente estás muy por delante de la curva nutricional.

No obstante, existe la posibilidad de que cometas errores con tus elecciones de comida sin siquiera darte cuenta.

No todos los alimentos se producen de igual forma, ni siquiera los sanos, y quizá no consigas tantas vitaminas y nutrientes como crees.

De hecho, es posible que inadvertidamente estés cargando tu cuerpo con exceso de azúcar y sodio.

Por lo tanto, en este artículo identificamos los peores alimentos que puedes comer y sus alternativas más sanas para que puedas cerrar las brechas en tus necesidades nutricionales.

Los peores alimentos para tu organismo
Cualquier cosa en una lata

Las verduras enlatadas a menudo están desprovistas de fibra y otros nutrientes, y se cargan con sodio. Si consumen verduras enlatadas con frecuencia, experimentarás una disminución de la calidad nutricional.
Verduras con almidón

El maíz, los guisantes, las papas, la calabaza y el ñame tienden a contener menos vitaminas, minerales y menos fibra que otros tipos de vegetales.

Además, a menudo contienen entre dos y tres veces más calorías por porción que otros vegetales sin almidón.

Frijoles horneados enlatados
A igual que los frijoles enlatados normales, estos frijoles al horno contienen 3 cucharaditas de azúcar por porción y 50 % más de sodio.

Bebidas de frutas procesadas
A menudo son comercializados como “jugo real”, pero las etiquetas de estos productos demuestran lo contrario. Están cargados de azúcar, calorías vacías y edulcorantes artificiales.
Algunas compañías tratan de evitar el azúcar en las bebidas de frutas mediante la adición de edulcorantes artificiales. No obstante, pueden aumentar los antojos de alimentos grasos, azucarados, salados y poco saludables.

Fruta enlatada o deshidratada
La fruta es naturalmente dulce, por lo que no debería tener ningún azúcar agregado o “potenciadores del sabor a base de azúcar” que se encuentran a menudo en determinados tipos de conservas.

Piénsalo, una pasa es solo una uva arrugada, por lo que una taza de pasas va a contener muchas más calorías que una taza de uvas enteras.

Pan blanco y pasta
Los granos refinados, que incluyen el pan blanco, la pasta, el arroz y las galletas saladas, eliminan el salvado y el germen de trigo.
Este tipo de grano tiene un índice glucémico más alto, lo que significa que los azúcares se pueden absorber en el torrente sanguíneo más rápido.

Cereales azucarados
Un tazón grande de cereal puede acumular tanta azúcar como una barra de chocolate. Para saber si un cereal es demasiado alto en azúcar deberíamos comprobar su etiqueta.

Carne roja
La carne roja (que incluye carne de res, cerdo y cordero) es alta en colesterol y grasas saturadas.
Comer carne se ha relacionado con varias enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón y diabetes tipo 2 .
La carne roja puede aumentar el riesgo de diverticulitis, una condición intestinal inflamatoria común.

Alternativa más sanas
Verduras

Las mejores verduras son las más oscuras y ricas en color, como las espinacas, la col rizada, la romana, el nabo y el brócoli.

Son algunos de los alimentos con mayor densidad de nutrientes en el planeta, repletos de vitaminas, minerales y fitoquímicos que ayudan a proteger las células y a fortalecer el sistema inmunitario.

Grasas monoinsaturadas
Los aguacates pueden ser ricos en grasas, pero estas son saludable para el corazón, ya que son ácidos grasos monoinsaturados.
Los aguacates contienen más de una docena de nutrientes esenciales. Son ricos en fibra, vitamina E y del grupo B y potasio.

Frutas
Los pigmentos oscuros de los arándanos, las frambuesas, las moras y las fresas nos aportan polifenoles y antocianinas que nos ofrecen beneficios antioxidantes.
Las bayas también son altas en vitamina C y bajas en calorías. Los arándanos, en particular, son ricos en antioxidantes e incluso se han relacionado con un riesgo reducido de enfermedades cardíacas y demencia.

Granos enteros
A menos que te hayan diagnosticado una enfermedad celíaca o una intolerancia al gluten, deberías comer granos enteros todos los días. Están llenos de fibra, proteínas vegetales, vitaminas, minerales y fitoquímicos.

Pescado y mariscos
Los frutos del mar pueden ser el tipo de proteína más saludable que pueda encontrar.
Repletos de ácidos grasos omega 3, reducen la inflamación en el cuerpo, regula la presión arterial y reducen el riesgo de padecer enfermedades como el síndrome del intestino irritable.

Yogur griego
Con el doble de las proteínas que el yogur regular, el yogur griego te sacia por más tiempo mientras que proporciona una buena fuente de calcio.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.