La noticia antes que nadie

¿Por qué algunas personas sudan más que otras?

La función que cumple la sudoración es mantener la temperatura del cuerpo a niveles saludables.

Agencia | 13/10/2017 | 12:36

Quizás te haya pasado alguna vez de estar en el gimnasio o en una clase de baile y observar a tus compañeros. Con un poco de asombro puede que hayas visto a algunas personas con apenas un brillo de sudoración en la frente y a otras bañadas en transpiración.

Tal vez incluso a ti mismo te suceda de realizar alguna actividad física de cualquier índole y enseguida sentir que el sudor corre por tu cuerpo en abundancia. Descubre hoy por qué algunas personas sudan mucho más que otras.
Un proceso necesario del organismo

Antes que nada resulta importante aclarar que la transpiración es un proceso normal más del cuerpo que ayuda a su buen funcionamiento. Cuando nacemos contamos con 2 a 4 millones de glándulas sudoríparas aproximadamente.

Las mujeres tienen más cantidad pero las de los hombres son más activas. La función que cumple la sudoración es mantener la temperatura del cuerpo a niveles saludables.

Las causas de mayor sudoración
La cantidad de sudor que expulsamos depende en gran medida del sexo, la temperatura ambiente, la intensidad de la actividad física, el número de hormonas con las que se cuente y los niveles de ansiedad.

Cuantas más glándulas sudoríparas tenga la persona, más probabilidades tiene de sudar mayores cantidades que otros. La cantidad de sudor también depende del número de glándulas que se activan y la cantidad de transpiración que se expulse de cada una.

Diferencias entre los sexos
Está comprobado que los hombres que realizan actividad física intensa de manera regular sudan más que las mujeres también activas físicamente. Esto se debe a que las mujeres producen menos sudoración de cada glándula que los hombres.

Además las personas que entrenan con frecuencia tienden a sudar en menor medida y bastante más tardes que las sedentarias: cuanto más sedentaria sea la persona más rápido se elevará la temperatura corporal y más cantidad de sudor liberará por las glándulas.

Del mismo modo, una persona con sobrepeso es probable que sude más rápido y en mayor cantidad que alguien con un peso equilibrado ya que la grasa actúa elevando la temperatura interna.

El consumo de determinadas sustancias

Además del peso y la intensidad del ejercicio existen otros factores que pueden controlarse a la hora de pensar la transpiración. Se sabe, por ejemplo, que el café aumenta la sudoración ya que estimula el sistema nervioso y activa las glándulas sudoríparas.

Si es caliente, la temperatura de la bebida también puede incidir en la cantidad de sudoración que expulsa el cuerpo (esto vale también para cualquier otro tipo de bebidas calientes).

Los fumadores también tienen más chances de sudar más cantidad ya que la nicotina afecta las hormonas, el cerebro y la piel. Además aumenta el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y la presión sanguínea (todos factores que disparan la transpiración).

El alcohol por su parte genera un proceso que se conoce como vasodilatación por el cual los vasos sanguíneos aumentan de tamaño y se eleva la temperatura de la piel. Como consecuencia, el cerebro le envía señales a las glándulas sudoríparas para que enfríe el cuerpo y allí se genera transpiración.

Los fármacos

Medicamentos
Los fármacos también pueden aumentar la actividad de las glándulas sudoríparas sobre todo aquellos prescritos para regular la presión sanguínea, las drogas antiinflamatorias no esteroidales, los antidepresivos y algunos medicamentos para controlar la diabetes. Si notas este efecto, no dudes en consultar con un especialista porque quizás pueda recomendarte otro tipo de tratamiento.

La ropa que usas
La ropa sintética evita que la sudoración se evapore. En consecuencia, el cuerpo entiende que tiene que hacer un esfuerzo mayor por refrescarse y regular su temperatura por lo que las glándulas producen mayor sudoración. En vez de usar prendas de poliéster y acrílico, opta por telas naturales como la seda y el algodón.

Como ves, son varios los factores a tener en cuenta con respecto a la sudoración. Por fortuna, muchos de ellos tienen que ver con hábitos que pueden modificarse para llevar una vida más saludable. Esperamos que te sea de utilidad esta información y que la tengas en cuenta en tu vida cotidiana.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.