La noticia antes que nadie

Qué es y como evitar el mal del puerco

Es una molesta sensación justo después de comer que no podemos evitar; cansancio, sueño, y malestar son algunos de los factores que definen al mal de puerc

Plano Informativo | 11/10/2017 | 14:03


Es horrible cuando estamos trabajando o en la escuela, y justo después de comer no podemos más con nuestra vida y urge dormir una siesta de 10 horas aunque hayamos dormido perfectamente la noche anterior. ¿por qué se da el mal del puerco?:

- Por el exceso de bicarbonato en la sangre,que hace que el flujo sanguíneo en el cerebro y otros órganos disminuya, por lo que nos sentimos cansados y desvanecidos, y su efecto puede estar presente de minutos a horas.

Todos hemos sufrido del “mal del puerco”. Esta molesta sensación justo después de comer que no podemos evitar; cansancio, sueño, y malestar son algunos de los factores que definen al mal de puerco. para evitarlo es necesario lo siguiente:

Tomar agua: Buscamos que el flujo de la sangre corra más agilmente, por lo que tomando agua, apoyaremos a que la sangre circule más rápidamente y por ende, no nos de sueño.

Sol: El sol provoca la producción de vitamina C y esto reduce la producción de meltonina, la hormona que causa el sueño

Comer Frutas y Verduras: Son ideales para combatir este malestar.

Masticar chicle: esto causa que estemos más alertas y produce oxigeno y aumenta la sangre en el cerebro.

No te llenes: Cuando comemos de más, nos volvemos más propensos a tener mal del puerco. Los estudios dicen que para evitar este malestar, debemos comer hasta un 80% de nuestra capacidad

Caminar: Por más obvio que suene un paseo rápido después de comer provocara la liberación de endorfinas y el equilibrio de insulina, que te hará sentirte más despierto y alerta

No está de más seguir algunos de estos tips y poder prevenir el mal del puerco y tener una vida más salubale.

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.