La noticia antes que nadie

Pixel Buds, los audífonos de Google que traducen en tiempo real

El proceso estará disponible para conversaciones en unos 40 idiomas y que será en tiempo real gracias a la integración de la IA

Agencia | 09/10/2017 | 17:58
Los audífonos que podrían traducir conversaciones de forma automática son una realidad. El gigante tecnológico anunció los auriculares Pixel Buds, durante el evento de lanzamiento Made by Google, que se realizó el pasado 4 de octubre en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos. 
 
Aunque faltaría probar qué tan acertadas son las traducciones, la compañía asegura que el proceso estará disponible para conversaciones en unos 40 idiomas y que será en tiempo real gracias a la integración de la Inteligencia Artificial que usará en sus nuevos dispositivos, llamada Assistant.
 
Los Pixel Buds se sincronizarán con los teléfonos inteligentes de la compañía, la segunda generación de Pixel, recién presentados en el mismo evento. La demostración durante el evento del miércoles ha sido calificada por algunos asistentes como una muestra de que "estamos viviendo en el futuro". 
 
La conversación de prueba fue entre dos personas hablando inglés y sueco, donde ilustraron cómo se pueden controlar los auriculares con toques, golpes suaves o comandos de voz. Con los Pixel Buds los usuarios podrían, entre otras cosas, seleccionar música y enviar textos. 
 
Los auriculares saldrán al mercado en noviembre en Estados Unidos a un precio de 159 dólares.
 
Google apuesta por la Inteligencia Artificial
 
La presentación de los nuevos teléfonos, altavoces inteligentes y otros dispositivos de Google tuvo todas las características del típico lanzamiento de productos tecnológicos: una multitud boquiabierta de superfanáticos, periodistas escépticos, exquisitos videos de productos, ataques no muy sutiles a sus competidores y descripciones idealizadas de las decisiones de diseño, los colores y el uso de materiales.
 
Presentó dos nuevos teléfonos Pixel, altavoces Google Home en varios tamaños, una computadora portátil que tiene el software Chrome de la empresa, un nuevo visor de realidad virtual, además de los audífonos.
 
Sin embargo, al exponer las características que distinguen su nuevo hardware, se habló muy poco de los dispositivos.
 
A diferencia de los eventos de Apple –generalmente repletos de descripciones de las velocidades de los procesadores y las resoluciones de la pantalla–, Google no pasó mucho tiempo detallando las especificaciones de sus productos. En vez de eso, se enfocó en la Inteligencia Artificial.
 
Sundar Pichai, el director ejecutivo de Google, pasó los primeros diez minutos explicando cómo la Inteligencia Artificial (IA) estaba ayudando a Google Maps y sus traducciones.
 
Google demostró cómo cada producto de hardware había sido transformado mediante la IA.  Los teléfonos inteligentes Pixel tienen una aplicación de reconocimiento de imagen llamada Lens que puede ayudar a que los usuarios encuentren información con tan solo apuntar una cámara hacia el póster de una película o a un anuncio publicitario.
 
El nuevo “altavoz inteligente” utiliza Inteligencia Artificial para ajustar su sonido a la disposición de una habitación.
 
El compromiso de Google con el hardware es una prueba de los desafíos de competir contra los dispositivos creados por Apple, Amazon y Samsung.
 
A la mayoría de las empresas les ha resultado difícil obtener ganancias de esa lucha de productos, y un fracaso puede acechar a una compañía durante años –en pérdidas tanto económicas como de su reputación–.
 
También es un reconocimiento de la historia de ensayos y errores de Google con los dispositivos.
 
En el pasado, la empresa adquirió Motorola y pocos años después se la vendió a Lenovo.
 
Compró Nest y Dropcam, pero el lanzamiento de nuevos productos para el hogar de esas empresas pareció estancarse después de que se unieron a Google, que ahora opera bajo la empresa matriz Alphabet.
 
Aún falta saber si la iniciativa de los dispositivos de Google será duradera, pero su chequera para hardware sigue abierta.
 
El mes pasado, Google dijo que había acordado adquirir un equipo de dos mil ingenieros del fabricante taiwanés HTC por mil 100 millones de dólares.
 
El personal especializado en hardware proviene de una división de investigación y desarrollo de HTC que ya estaba trabajando con Google para crear los celulares Pixel.
 
Google dijo que la adquisición permitirá que avancen más rápidamente sus iniciativas para desarrollar nuevas funciones para los teléfonos inteligentes.
 
Se espera que el acuerdo se concrete a principios del próximo año, pues está pendiente la aprobación regulatoria.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.