La noticia antes que nadie

¿Por qué se van los empleados?

COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL

Susana Meana | 09/10/2017 | 13:49

Es un hecho que la salida de personal es una fuga de dinero, que si se acumula puede ocasionar grandes pérdidas para cualquier empresa, entonces la pregunta, ¿porque se van los empleados? que es lo que ocasiona que después de un alto grado de expectativas con alguna empresa, caiga el ánimo y termine por abandonar la empresa en lapsos menores a los 6 meses.

De acuerdo con Leigh Branham, en su libro 7 Razones Ocultas por las que los empleados se van, nos dice que la primera razón es: Expectativas Defraudadas. Al entrar con gran ilusión y expectativas poco realistas, algunos permanecen y se adaptan, otros se desentienden, pero se quedan y muchos optan por irse.

Esto puede costar a una empresa millones de dólares, el costo de perder a un profesional se estima en el valor de su salario anual, si éste asciende a 50,000 dólares, perder 20 empleados al año saldría en un millón de dólares.

Ninguna encuesta de salida menciona "expectativas incumplidas", aunque quizás sea el motivo principal. Cuanto más claras sean las expectativas, mayores probabilidades existen de que se correspondan con las de la empresa.

Algunas prácticas ayudan a mejorar el cumplimiento de las expectativas:

Hacer un análisis previo y realista sobre el trabajo con cada nuevo candidato, supone una discusión abierta y franca sobre las actividades y el rendimiento que se espera, condiciones, reglas y políticas de trabajo, cultura corporativa, estilo de liderazgo, estabilidad financiera de la empresa y cualquier otro tema cuyas sorpresas deban reducirse al mínimo.

Crear unas descripciones de puesto realistas con un listado breve de las competencias principales. No debe ser demasiado exhaustiva para encontrar a un "candidato ideal" esto reduce el número de candidatos y abren la posibilidad de que el nuevo contrato no esté a la altura de las expectativas de rendimiento fijadas. Con tan solo 5 o 6 competencias principales, principalmente talentos innatos y no conocimientos técnicos. Por ejemplo, un buen representante del servicio al cliente no necesita solo conocer bien los productos de la empresa, sino también una capacidad innata para no tomarse personalmente las iras del cliente.

Estas son solo algunas prácticas que propone en su libro, con lo cual se reduce el desajuste entre la persona y el puesto, lo cual es la segunda razón para que la gente se vaya de la empresa.

Es natural si tomamos en cuenta que lo más importante a la hora de llegar a nuestro lugar de trabajo es sentirnos competentes, en un lugar donde sabemos que sí aportamos y estamos en el lugar correcto para dar lo mejor de nosotros mismos.

Antes era difícil conocer estos talentos innatos, porque no podíamos ver dentro del cerebro de cada empleado, pero ahora, gracias a los adelantos neurocientíficos podemos tener ante nosotros el CV del candidato junto con un gráfico de su cerebro que nos dejará ver esos talentos innatos que pueden hacer la diferencia a la hora de elegir.

Es verdad,  muchas veces incluso los estudios universitarios no revelan estos talentos porque a la hora de elegir carrera  no conocemos nuestros talentos y podemos estudiar una carrera profesional que corresponda al área totalmente opuesta a nuestro talento natural, es por eso que, hoy más que nunca es de suma importancia conocernos mejor y conocer mejor al personal que ya trabaja con nosotros, que podemos incluso rotar a un puesto donde rendirá mejor de acuerdo a estos talentos innatos, y también, por supuesto, a la hora de contratar al nuevo personal.

Soy Susana Meana - info@worxx.mx -  Coach en Comportamiento Organizacional

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.